Adiós Molotov, el K-Pop es el verdadero rebelde de la música

El KPop gana relevancia, pero ¿cuál es el origen de este género y por qué aporta más que los rockeros?

Todo acto es político sin importar en qué espectro se encuentre, incluso la música está ligada a este tema, tal como el KPop, el género que no solamente está tirando barreras idiomáticas para llevar a Corea del Sur a todo el mundo, sino el que también consiguió despertar el ciberactivismo de cualquier kpoper, pero ¿qué es el KPop?, ¿cuál es su origen y por qué sus fandoms son la verdadera banda rebelde de la generación, y no su tío el rockerito*?

LEE TAMBIÉN:

¿Por qué está prohibido el amor en el K-pop?

¿Por qué los idols de Kpop no pueden tener parejas ni disfrutar del amor? Resolvemos este cruel misterio para encontrar las razones

El KPop es uno de los géneros musicales más ambiciosos que existen y ha demostrado superioridad frente al pop occidental, por la inversión en la calidad de sus productos, tanto visual como sonoramente. 

Consiguiendo romper récords mundiales, como el de BLACKPINK con “How You Like That”, alcanzando 86.3 millones de vistas en 24 horas en YouTube, mismo que le fue arrebatado a otro grupo de KPop: BTS. Disputándose esta corona entre grupos del género desde 2019 y que, difícilmente, alguien ajeno a este les quitará.

Sin embargo, no todo ha sido color de rosa. Antes de convertirse en la gran industria que es en la actualidad, el KPop tuvo que enfrentarse a barreras comerciales debido a la guerra entre las dos Coreas, ver a varios idols fracasar y, finalmente, encontrar el camino que lo llevó al éxito. 

El KPop es el nuevo punk

Los recientes actos políticos en los que se han visto involucrados los fandoms de grupos de KPop han causado un gran impacto porque ¿quién pensaría que jóvenes idolatrando idols podrían sabotear a la supremacía blanca estadounidense, como ocurrió con el Whites Lives Matter o hacerlo con un mitin de Donald Trump para ponerle freno a su campaña de reelección este 2020?

Es innegable que estas comunidades están causando gran impacto tanto en streaming, como en la política. Lo cual resulta interesante al conocer el origen del género, mismo que nació y tuvo que permanecer en silencio y lejos del resto del mundo tras la Guerra de Corea entre 1950 y 1953, que repercutió en el país hasta principios de los 90, con el nuevo cambio de ideología. 

La propaganda futurista suena a KPop

El KPop no solamente es parte del entretenimiento, también es una herramienta propagandística que sirve al gobierno de Corea del Sur para exponer al país como la nación del progreso y futurista a la que aspira ser desde hace décadas.

Este género musical se ha convertido en uno de los principales aliados para que la cultura de Corea del Sur se expanda por todo el mundo, por lo que ha sido patrocinada por el gobierno, quien creó en 2005 un fondo de 1 mil millones para solventarla.  

Wiki Drama

La importancia de esta industria no solo es musical, también se enfoca en atraer a personas de otros lugares para que se interesen en todo lo que conforma al país.

Desde 1950, ambas Coreas optaron por poner en su frontera altavoces contra el otro bando para mostrar las discrepancias, sin embargo, mientras el Norte lo hizo criticando la ideología del otro lado, el Sur optó por poner música.

Y fue ahí cuando el KPop empezó a mostrar el lado “amable y aspiracional” al que podían llegar no solo los soldados norcoreanos, sino el mundo entero.

Aunque la tensión entre ambos lugares existe por las fuertes diferencias, en 2018 tuvieron un intercambio cultural con un festival de música llamado Spring Is Coming, en donde se presentaron diversos artistas de Corea del Sur en el Gran Teatro East Pyongyang en el Norte.

En el evento, posiblemente lo más destacado fue que sí, un grupo de KPop se presentó, pero no se trató de cualquiera sino de un grupo femenino, perteneciente a la SM Entertainment y, posiblemente, de los más importantes del género: Red Velvet.

Tras el evento de música en donde el KPop estuvo presente mostrando la importancia que ha tenido para acercar a ambos lados, el líder de Corea del Norte Kim Jong Un mencionó que deberían realizar “espectáculos culturales y artísticos con frecuencia”, alivianando aún más la tensión del evento. 

Hallyu: El gran cambio en el consumo de la cultura en Corea del Sur

La Nueva Ola Coreana, también conocida como Hallyu, representó el momento en que la expansión de la cultura del país se hizo realidad tras la crisis económica del 97, misma que hizo a Kim Dae-jung, ex presidente, apostar más a la cultura pop.

Dejando atrás cualquier tipo de censura que se había visto anteriormente, como la prohibición al rock occidental en los 70, y acercándose cada vez más hacia el porvenir, y dando paso a nuevos productos como los dramas o el mismo KPop para ser consumidos a través de la televisión, medio de comunicación clave para que la exportación a otros países se hiciera posible y engrandeciera el mercado económico.

Wiki Drama

Según el mismo gobierno de Corea del Sur, en 2015 estas exportaciones incrementaron 2.2% al dejar ganancias de 7 mil 148 millones de dólares para el país. A 4 años de esto, un estudio de Harvard mostró que tan solo BTS le otorga un ingreso del 4.9 mil millones de dólares al Producto Interno Bruto del país.

Razones suficientes para que el mismo gobierno apoye la industria de la música, televisión y el cine, como parte de una estrategia de crecimiento a su economía a través del intercambio ideológico y cultural, volviendo todo esto, nuevamente, un asunto político.

De la televisión al Internet

A diferencia de la industria en occidente, Corea del Sur apostó por darle todos los espacios posibles a los eventos de KPop en la televisión, por lo que ahora, aunque exista Internet, los grupos y idols siguen promocionando su música a través de este medio.

Tal como lo hacen en los programas Inkigayo, Music Core, Show Champion, Music Bank, M Countdown o The Show, los grupos y idols del género presentan sus canciones así como la coreografía que les acompaña y ganan un premio.

Como parte de la estrategia de consumo, el público es parte fundamental, pues son quienes deciden quién/es ganan según diversos sistemas de puntuación, en los que se pueden incluir ventas digitales, ventas físicas, pre-votos y votos en tiempo real, dependiendo de cada programa.

Sin embargo, esta exportación no podría ser posible sin Internet, el segundo gran aliado de la cultura coreana en el mundo. Pues no es ningún secreto que es el medio más grande que jamás haya existido para encontrarse con cualquier cosa, sin importar el lugar o el idioma.

El Kpop está al alcance de un click y ha logrado establecerse en lugares como América Latina, creando comunidades que reconocen y empatan sus valores en cada grupo o idol que se les presenta. 

Wiki Drama

Es por ello que el KPop mantiene récords en sus videos y ha conseguido colarse a las listas más populares de las plataformas de streaming, avanzando lento, pero lo suficientemente fuerte para atraer la atención a otras variables de su cultura. 

No es solamente una gran industria que se mueve entre idols que pasan años entrenando con la promesa de ser lo más destacado al bailar, cantar y desarrollarse en algún otro tipo de arte, ni los videos más producidos que puedas encontrar en la música.

Es el género con cimientos políticos que hoy se ven reflejados en su comunidad de fans, quienes además de “stanear” a sus grupos y reproducirlos hasta el cansancio para darles un logro más en sus carreras, han usado esa unión para recuperar su voz y volverse políticamente activos en redes sociales, repercutiendo en un mundo donde se da por hecho que a los y las jóvenes no les interesan estos temas.

Abriendo el camino para mostrar que ni la música, ni la juventud o la manera en la que se vive la experiencia del KPop, están peleadas con la política, pues al final del día solo son un reflejo de sus raíces.

Los fans del KPop son los verdaderos punks

Así como el punk en su momento marcó un movimiento contracultural a mediados de los 70 y vio una generación que buscaba protestar y manifestarse contra temas como el racismo, sexismo y rechazar lo que sistemáticamente se reproduce, el KPop apareció para crear una nueva generación que también protesta.

Las y los KPopers han crecido bajo un contexto cultural que aún no beneficia a todos, sin embargo y a diferencia de sus antecesores, están buscando cambios a costa de ser llamados “la generación de cristal” aunque sea(mos) quienes buscan cambiar toda la violencia y abogar por los derechos que le han sido negados a millones de personas, todo sin dejar de disfrutar lo que les gusta.

Twitter

Los fans del género ahora mismo se manifiestan mientras disfrutan de canciones en donde se habla del amor, de la tristeza, de reencontrarse con uno mismo. Ven por sus derechos mientras observan a sus idols bailar de maneras impresionantes, haciendo del baile un arte aún más poderoso. Opinan sin miedo mientras gozan de videos con la mejor calidad y producción del momento.

Sin embargo, a la par de que la popularidad del KPop creció a nivel mundial, también creció otra cosa: los detractores del género, quienes intentan avergonzar a sus fans bajo argumentos plagados de ideas machistas, misóginas y racistas contra sus idols, llegando a acosar y mandar mensajes de odio en Internet en su contra.

Basta con recordar el caso de Lisa de BLACKPINK y Jimin de BTS, quienes recibieron amenazas de muerte en Internet o el lamentable caso de Sulli, la fallecida idol que fue víctima del ciberacoso, el cual derivó en la depresión que la llevó a la muerte.

Twitter

Tras todos estos hechos, los fandoms han buscado formas de proteger a sus idols, pero no solo eso, porque han creado también una comunidad tan fuerte que hoy en día es capaz de sumarse a movimientos políticos para crear ciberactivismo, el cual pocas veces se ve en grupos que lo único que comparten es el gusto por la música.

* Nota de la autora: nunca permitas que te hagan sentir mal porque escuchas KPop, tú y tus gustos son la verdadera revolución.