¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

6 Datos curiosos sobre Silvia Pinal la diva del cine mexicano

Porque como mi Chivis Pinal no hay dos.

Nuestra actriz mexicana favorita, ícono de toda una época, y emblema del cine nacional, Silvia Pinal está de manteles largos porque festeja su cumpleaños número 88.

LEE TAMBIÉN:

Estos fueron los grandes amores de Silvia Pinal

¿Buenos o malos gustos?

Así que seguramente hay muchos datos que no conocías de la Diva, y para que no busques más, te contamos algunas de las curiosidades de quien trabajó con Luis Buñuel, casi se convirtió en novia de Pedro Infante, y se proclamó como la matriarca de toda una dinastía.

Doña Silvia Pinal nació en Guaymas, Sonora en 1931 y desde el inicio demostró que estaba destinada al éxito. Adelante con los datos.

Fue la musa de Diego Rivera:

Silvia y Diego se conocieron en 1956 cuando ella ya tenía una carrera en el cine. Como quería decorar su casa, le pidió a Diego que le pintara un cuadro no de ella, sino de otra cosa. Sin embargo, el hombre que le hizo tanto daño a Frida Kahlo, accedió diciéndole que se lo pintaba siempre y cuando fuera su retrato.

Años después, muchos, en una entrevista, doña Silvia contó que él le decía cosas muy raras cuando la pintaba, pero que él “disfrutaba porque sabía que yo era una naca”.

El resultado lo hemos visto todos porque salía en el fondo de Mujer… casos de la vida real, el programa que dio pie a producciones como Lo que callamos las mujeres y más tarde, La Rosa de GuadalupeComo dice el dicho.

Milenio

De joven trabajó con Luis Buñuel:

Uno de los directores de cine más famosos a nivel internacional es Luis Buñuel, y con Silvia trabajó en una trilogía súper famosa: Viridiana (1961), El ángel exterminador (1962) y Simón del desierto (1965).

Era guapísima:

Tumblr

La forma en que Silvia conoció a Buñuel fue muy chistosa, pues como ella misma contaba, fue gracias a su esposo Gustavo Alatriste, ese con el que tuvo a su hija Viridiana, pero lo que más presumía, de hecho, era que trabajó con él.

“Soy la única que hizo tres películas con él. Ni Catherine Deneuve ni Jeanne Moreau, ni nadie”.

Además, se veía reguapa en todas las escenas. Según ella, su favorita era esta haciendo del diablo en Simón del desierto.

Estas son sus hijas y su hijo:

Todo el mundo se pregunta siempre quiénes son los hijos de Silvia Pinal y la respuesta es “simple”. Su primogénita es Sylvia Pasquel, a quien Silvia tuvo con el actor Rafael Banquells en 1949. Aunque los dos estuvieron casados un ratito, pronto se divorciaron, aunque cuando tuvo a Sylvia, tenía nada más 17 años.

Sylvia Pasquel flanqueada por su hija Stephanie Salas y su nieta Michelle Salas (Las Estrellas)

Después, en 1961 Silvia se casó con Gustavo Alatriste y Viridiana Alatriste Pinal nació en 1963. Sin embargo, en 1982 mientras Silvia y Viridiana trabajan en las grabaciones de Mañana es primavera, la joven tuvo un terrible accidente automovilístico que terminó con su vida.

Twitter
LEE TAMBIÉN:

Así murió Viridiana Alatriste la hija de Silvia Pinal y hermana de Alejandra Guzmán

Uno de los capítulos más difíciles en la vida de la doña Silvia.

Hacia 1967, Alatriste y Pinal se divorciaron cuando luego, luego, se encontró con Enrique Guzmán y se casó con él. Juntos tuvieron a Alejandra Guzmán que nació en 1968 y años después a su único hombre, Luis Enrique Guzmán, el único que no se dedica al espectáculo.

Luis Enrique y Alejandra con su padre enrique Guzmán (Especial)

Entre sus nietos están Stephanie Salas, hija de Sylvia Pasquel y el músico Mike Salas; Viridiana Frade, hija de Pasquel y Fernando Frade y que murió a los dos años en un accidente en una alberca en donde se ahogó; Frida Sofía, hija de Alejandra Guzmán; Schersa, Giordana y el recién nacido Apolo (el primer nieto) son hijos de Luis Enrique Guzmán. Y no olvidemos a su bisnieta Michelle Salas, hija de Stephanie Salas con Luis Miguel.

Aquí parte de la familia: Doña Silvia, Sylvia Pasquel, Michelle Salas, Stephanie Salas y Alejandra Guzmán:

Instagram

Silvia Pinal y Pedro Infante:

Se ha dicho en muchas ocasiones que Silvia Pinal y Pedro Infante “El ídolo de Guamúchil” mantuvieron un tórrido romance. Sin embargo, en distintas ocasiones Silvia aclaró que no, porque pensaba que él era muy noviero, aunque como trabajaron juntos en varias películas lo quería mucho.

Recientemente, cuando se estrenó su serie, Silvia reveló que era alguien adorable de pé a pá.

“Pedro era un amor. Pedro era muy inocente, muy ingenuo, muy ignorante. Yo nunca lo critiqué, al contrario. No, no conté todo (…) hay cosas que no tienes por qué ventilar, son tan hermosas que las tienes que guardarlas”.

Sin embargo, en ese momento también reveló uno de sus grandes secretos, cuando afirmó que al actor más querido por las abuelas de México no le gustaba que le vieran las piernas.

“Me decía: ‘Chivita vámonos a esquiar’, porque yo esquiaba pero él no, porque no se quitaba los pantalones ni para bañarse ni para esquiar porque le íbamos a ver las patas que las tenía muy flacas”.

Además, en su libro autobiográfico Esta soy yo, Silvia dejó bien en claro que aunque lo adoraba desde que aparecieron juntos en El Inocente, ella como Mane y él como Cutberto Guadazar “Cruzi”, nunca fueron novios.

“Era muy simpático, bromista y comelón… era divino. No fue mi novio, fuimos conocidos y luego amigos; lo traté bastante porque hicimos algunas películas juntos. Era educado, muy lindo y, sobre todo, era un actor sensacional, pero novios nunca, yo estaba interesada en otra persona”.

Aunque eso sí, él la pretendió un montón de veces, y según esto, hasta se aparecía en la casa de la abuelita de Silvia de la nada para intentar conquistarla.

Pinterest

Creó Mujer… Casos de la vida real

Silvia, no nada más salió en más de 50 películas, también creó uno de los programas de televisión con el que tú y yo crecimos: Mujer… casos de la vida real, que además, fue el primero en su tipo.

Datos curiosos de Silvia Pinal

El programa nació cuando Silvia estaba casada con Tulio Hernández, gobernador de Tlaxcala, y por tanto ocupaba la dirección del DIF estatal. Ahí, según sus propias palabras, le tocó ver “cosas horribles” acompañadas de algo que pasó en esas mismas épocas: el temblor de 1985 y los desaparecidos que dejó.

Además, un caso que Silvia siempre recuerda es el de una mujer que fue a pedirle ayuda porque habían secuestrado a su hija y no la liberaban aunque había pagado el rescate más de una vez. El caso lo llevó al programa:

“Pusimos su foto en la tele, presentamos el caso y al día siguiente la encontraron en Guanajuato”.

Según ella, ningún programa ha ayudado a nadie como el suyo que empezó a retomar temas tabú entre la sociedad mexicana como: la violencia intrafamiliar, el abuso sexual infantil, la educación y demás. Entonces un montón lo vimos porque se emitió entre desde 1986 y hasta 2007.

Eso sí, tenía unos capítulos que ni les cuento como el del “Gimnasio gay”.

Tuvo su propia serie

Si Selena, Jenni Rivera, Lupita D’Alessio, Juan Gabriel o Luis Miguel han tenido series biográficas, por supuesto, Silvia se merecía la suya y de hecho salió y se emitió a inicios de 2019.

En varios capítulos Itatí Cantoral le dio vida a la actriz y ahí pudimos ver sus amores, desamores, así como los capítulos más difíciles de su vida  como la muerte de Viridiana Alatriste.

Así que sí, Silvia Pinal es y será por años una de las grandes divas del espectáculo aunque ella diga que no es así. ¡La queremos, doña Silvia!