Esta es la oscura teoría de la hija secreta de Lady Di que “podría convertirse en reina”

¿Realmente la princesa tuvo una bebé antes del príncipe William?

La partida de Lady Di en 1997 marcó no solo a la familia real, sino a todo el mundo que la conoció como princesa de Gales y esposa del príncipe Carlos, heredero del trono británico.

Sin embargo, a partir de su fallecimiento como consecuencia de un accidente automovilístico en el Túnel del Alma en París, comenzaron a surgir miles de teorías sobre su muerte, que convirtieron a la princesa en uno de los mitos más sonados de la cultura inglesa.

Aquí ella:

Especial

Resulta que existe una teoría súper loca que dice que Lady Diana Spencer no solo se convirtió en madre de William y Harry, duques de Cambridge y Sussex, respectivamente, sino que también tuvo una bebita.

Y es que hace unos años, una revista estadounidense llamada Globe señaló por primera vez los datos de la existencia de Sarah, una mujer que además (supuestamente) tiene un increíble parecido con Diana.

¿Quieren verla? Se parece muchísimo:

Especial

Según esta creepypasta del tabloide gringo nada confiable, Sarah habría nacido producto de uno de los estudios que el príncipe Carlos y la princesa Diana, se hicieron antes de casarse para probar su fertilidad, por órdenes de la reina Isabel II.

De esta forma, uno de los médicos que participó en el estudio realizó una fertilización “in vitro” en su esposa, colocándole un óvulo fecundado de los futuros esposos, cosa que obviamente violó la disposición real de destruir el embrión por completo.

Aquí Diana y Carlos cuando estuvieron casados:

Shutterstock

Sin saberlo, porque además su esposo no le dijo, la mujer se convirtió en la madre de vientre subrogado del primer hijo biológico de Carlos y Diana.

LEE TAMBIÉN:

10 oscuros detalles que no sabías sobre la boda de Lady Di y el príncipe Carlos

SPOILER ALERT: No vivieron felices por siempre 💔😭

Según esto, la bebita nació en octubre de 1981, diez semanas después de la boda de ensueño de Carlos y Diana el 29 de julio de ese mismo año, y 8 meses antes del nacimiento de William, el 21 de junio de 1982 en el hospital de St. Mary.

Especial

Pero, como en toda loca teoría de la realeza, aún hay más.

Mientras Sarah crecía, le decían que era una copia fiel de Diana, hasta que cuando tenía 20 años sus padres murieron en un accidente automovilístico y ocurrió la revelación.

Después de la muerte de sus papás, Sarah encontró un diario que revelaba que ella era producto de un embrión donado e insertado mediante la fertilización in vitro (que por cierto apenas se desarrollaba en los 80) en su mamá.

Entonces, la joven inició una investigación para descubrir quién había donado el embrión para que ella naciera, hasta que pasó lo feo… en su contestadora comenzaron a llegar amenazas de muerte, que le advertían detener sus averiguaciones si valoraba su vida.

Por ello escapó a Estados Unidos, en donde supuestamente vive ahora, en secreto.

Pero… ¿Qué hay de cierto en esta teoría?

Diana admitió antes de morir que había acudido al ginecólogo para que la examinara antes de anunciar su compromiso con Carlos. La futura princesa se lo contó a su mejor amiga Elsa, conocida como Lady Bowker.

“Me hicieron revisar antes de que me dejaran casarme con él”.

Casi con seguridad, el examen habría sido realizado por Sir George Pinker, el ginecólogo de la reina, y su propósito era confirmar la fertilidad de Diana que en ese entonces tenía solo 19 años.

Sin embargo, hay quienes apuntan que esa revisión jamás habría ido al extremo de fecundar sus óvulos y luego desecharlos, por lo que una fertilización in vitro, suena aún más descabellada.

Pero… ¿Y si no es verdad de dónde salió?

Digamos que toda esta historia existe, pero solo en la ficción. Resulta que en 2011 una mujer de Nueva York llamada Nancy E. Ryan publicó una novela titulada La desaparición de Olivia.

En la novela, Nancy cuenta la historia de Olivia Franklin, una oncóloga que admira a la princesa Diana y que quiere parecerse a ella. Su tarea se hace más fácil cuando descubre que es la hija secreta de Diana, resultado de un embarazo in vitro, cuyo embrión se obtuvo de unas pruebas de fertilidad de la futura princesa…

¡La misma historia que Globe publicó en su momento!

Nancy, la mujer que escribió la novela, afirma que su historia podría haber sido real:

“Creo que mi historia podría haber sido cierta. Muchos me han dicho que creen que la historia es completamente creíble, y me han dicho que Carlos efectivamente quería saber si Diana era fértil, que la había obligado a fecundar sus óvulos para probar su fertilidad”.

Sin embargo, cuando se publicó la novela y llegó a los medios… Todos dieron por hecho que la teoría no era tan descabellada y que seguramente era verdad.

EPA

Y bueno, seguramente si ya llegaste hasta acá también te estás preguntando… ¿Qué hubiera pasado si esto fuera real, si Diana realmente hubiera tenido una bebita antes de William?

Cuando la historia se publicó, los de Globe aseguraban que a la tal Sarah le correspondía ser heredera al trono británico con fundamento en la Ley de Sucesión de la Corona establecida en 2013, y que señala que la corona corresponde al primer hijo sin importar si es niño o niña. Sin embargo, la ley aplicaría para aquellos nacidos después del 28 de octubre de 2011, año en que fue establecida.

Lo que implica que aún con la existencia de Sarah, el príncipe William no hubiera perdido su lugar como heredero del trono para ser William V a la muerte de la reina, y de su padre…

Ya ven: William ganando como siempre.

Oye, pero y entonces…

¿De dónde salió la foto de Sarah y por qué es igualita a Diana?

En 2015 cuando esta loca historia empezó a circular, Michael Thorton, experto en la realeza, escribió para el Daily Mail un artículo en el que destrozaba la historia de Globe.

Ahí, afirma que la foto de Sarah en realidad es una foto de Lady Di editada con Photoshop y en la cual, eliminaron sus arrugas, y sus líneas de expresión para hacer una Diana, pero joven.

Aquí la famosa portada:

Globe

¿A quién le crees tú?

a) Yo sí creo que Diana tuvo una hija, y soy yo porque soy una princesa.

b) Mira, con las cosas que se dicen de la reina y su familia, no lo dudaría ni un instante.

c) No, cero: Diana solo tuvo a Harry y William aunque digan que es mentira.