Ricardo Hill, el imitador de López-Dóriga, sobrevive vendiendo cubrebocas y tenis

El actor se encuentra en crisis.

La crisis por pandemia le ha pegado a muchos. Empresas han cerrado y miles de personas quedaron desempleados, sin contar a los afectados por el Covid-19. Aunado a ello, en el lado de la farándula no todo es felicidad porque hay unos como Ricardo Hill que deben sobrevivir y llevar el pan a la mesa vendiendo cubrebocas, geles antibacteriales y tenis.

El actor que saltó a la fama por ser el imitador número uno del periodista, Joaquín López-Dóriga, hoy esta sin trabajo y en el olvido. Recientemente el artista reveló que atraviesa un dura enfermedad pulmonar y ha tenido que recurrir a medidas drásticas.

Al verse desempleado, Ricardo Hill cayó en una profunda depresión y ansiedad, que acerrea desde el 2017 hasta ahora con su venta de cubrebocas y tenis, entre otras cosas. Todo esto se originó porque el departamento en el que vivía resultó afectado tras el terremoto del 19 de septiembre.

Ahora el actor suplica que le den un papel en televisión. Hace poco apareció en un capítulo de Como diche el dicho, pero no hay que ser experto para saber que eso no es suficiente para pagar las cuentas.

La celebridad relató que vende todos sus productos por internet, gracias a una amiga que tiene todo tipo de productos para combatir la pandemia.

“La gente no me cree que venda cosas. Me pregunta que si es verdad que se me acabó el dinero”, comentó.

Ojalá esta depresión le sirva a Ricardo Hill para levantarse y volver a hacer lo que mejor sabe: hacer reír a la gente con sus ocurrencias.

Fuente: La vedad noticias