¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

La reina Isabel II podría quedarse la custodia del bebito de Harry y Meghan

Debido a una antigua ley de 1717, el monarca inglés tiene poder sobre sus nietos y bisnietos.

El escándalo en la familia real tras la renuncia a las funciones de los duques de Sussex, Meghan Markle y el Príncipe Harry, está más fuerte que nunca y es que aunque la reina finalmente accedió, también ¡podría quedarse con la custodia de su bebito Archie Harrison Mountbatten-Windsor!

LEE TAMBIÉN:

La reina Isabel II cede y acepta el caprichito de Meghan y Harry de abandonar a la familia real

Reina Isabel II acepta renuncia de Harry y Meghan Markle a sus funciones dentro de la familia real británica.

De acuerdo con información de Quién y de la experta en realeza Marlen Koening existe una ley que hace que incluso los hijos de William y Kate, los segundos en la línea de sucesión al trono, estén bajo custodia de la querida reina Isabel II.

Aquí los duques con su bebito:

Vanity Fair

Se trata de una ley muy vieja aprobada durante el reinado del rey Jorge I y conocida como la Gran Opinión para la Prerrogativa de la Familia Real que hace referencia al control que el o la monarca inglés tenga sobre la educación, crianza y matrimonio de sus nietos.

Marlen Koening dice que Jorge I aprobó esta ley debido a la mala relación con su sucesor, Jorge II:

“Lo hizo porque tenía una relación muy mala con su hijo, el futuro rey Jorge II, por lo que se aprobó esta ley que significaba que el rey era el guardián de sus nietos”.

Aquí Jorge I:

Wikimedia Commons

Y aunque la ley data de 1717, como la monarquía es una cosa más vieja que la misma reina, esta convención sigue vigente.

De hecho, esta no es la primera vez que algo así sale a relucir. En 1996 con el divorcio del príncipe Carlos y la princesa Diana, se supo que la reina tenía custodia completa de sus nietos William y Harry cuando estos eran niños.

De este modo, si los príncipes de Gales ya divorciados querían hacer cosas tan simples con sus hijos como llevarlos de vacaciones, tenían que tener el consentimiento de la reina.

Por ello, la experta en realeza Koening asegura que la regla sigue vigente y que “técnicamente” aplica para sus bisnietos, teniendo los papás que pedir permiso para poder sacar a sus hijos de Inglaterra.

No obstante, se sabe que la reina Isabel II es muy respetuosa de la paternidad, así que se espera que Harry y Meghan Markle no tengan problemas para viajar con Archie Harrison Mountbatten-Windsor de Reino Unido a Canadá, la que será su nueva casa…

¿O les quitará el gusto de hacer lo que quieran con su bebito?

Mirror
Con información de Quién.