El príncipe Harry y Meghan Markle renuncian a la realeza

Los duques de Sussex ahora pasarán más tiempo en Estados Unidos y dejarán de ser miembros "mayores" de la familia real

El acabóse de la familia real ya está aquí: el prínicipe Harry y Meghan Markle conocidos en el mundo entero como los duques de Sussex desde que se casaron en mayo de 2019, anunciaron que se retirarán de sus funciones dentro de la familia real británica para pasar más tiempo en Estados Unidos.

Con un escueto post en su cuenta de Instagram, los duques confirmaron que la decisión llega muchos meses después de discusiones internas para decidir su destino.

Aquí ellos:

Instagram / The Royal Family

En el comunicado se puede leer:

“Después de muchos meses de reflexión y discusiones internas, hemos elegido hacer una transición este año para comenzar a forjar un nuevo papel progresivo dentro de esta institución. Tenemos la intención de dar un paso atrás como miembros “mayores” de la Familia Real y trabajar para ser financieramente independientes, sin dejar de apoyar plenamente a Su Majestad la Reina. Es con su aliento, particularmente en los últimos años, que nos sentimos preparados para hacer este ajuste”.

Aunque no revela dónde, el comunicado también informa que Meghan y Harry vivirán entre Reino Unido y Estados Unidos, pero que seguirán fieles a su compromiso con la reina Isabel II, la Mancomunidad de Naciones y sus patronatos.

“Este equilibrio geográfico nos permitirá criar a nuestro hijo con una apreciación de la tradición real en la que nació, al tiempo que brinda a nuestra familia el espacio para centrarse en el próximo capítulo, incluido el lanzamiento de nuestra nueva asociación de caridad. Esperamos compartir los detalles completos de este emocionante próximo paso a su debido tiempo, mientras continuamos colaborando con Su Majestad la Reina, El Príncipe de Gales, El Duque de Cambridge y todas las partes relevantes. Hasta entonces, gracias por su continuo apoyo”.

Instagram

La decisión de Meghan y Harry implica que, aunque no se separarán del todo de la familia real, tendrán independencia económica y ya no participarán tan activamente en las funciones de la familia.

Además, llega después de meses de supuestas enemistades con los duques de Cambridge, William y Kate, el príncipe Carlos y también, la reina Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo.

Esperamos que con esto, por fin se pongan de acuerdo en qué es lo que quieren hacer como miembros de la familia real.

Con información de New York Times.