Poncho de Nigris revela que su esposa abortará a su bebito

Marcela Mistral, esposa de Poncho de Nigris, anunció que aborta su embarazo por ser ectópico

Después de muchas especulaciones sobre si Marcela Mistral, esposa de Poncho de Nigris, se encontraba embarazada, la pareja salió a revelar toda la verdad: el embarazo es real, pero Marcela se realizará un aborto.

LEE TAMBIÉN:

Poncho De Nigris fingió ser homosexual para que La Tigresa no se lo cochara

Poncho De Nigris reveló cómo fingió ser gay solo para no tener sexo con La Tigresa

La pareja conformada por Poncho de Nigris y Marcela Mistral, una de las más populares en su rancho Monterrey, salió a aclarar todo lo que está pasando con ellos en este momento, antes de que se vuelva un chisme:

“Hay algunas especulaciones sobre un posible embarazo de nosotros, lo cual es cierto, sin embargo, nos vamos a enfrentar a una situación común, normal, no tan común, de un embarazo atípico, lo cual me va a someter a una operación el día de mañana de emergencia”

Instagram

Este tipo de embarazo se trata de uno ectópico, que no es otra cosa que cuando el producto se aloja y se insemina fuera del útero, por lo que es imposible que sobreviva.

Antes de que esto termine afectando y poniendo en riesgo la vida de la madre, se tiene que hacer una operación de emergencia para retirar el producto; es decir, hacer un aborto.

Este tipo de embarazos son especialmente riesgosos, porque el crecimiento del feto se da fuera del lugar donde el cuerpo está preparado para hacerlo crecer.

Dentro de las complicaciones que puede llegar a tener es el daño interno de órganos, así como desangramiento por la misma causa.

Marcela Mistral también explicó que la operación se la realizará sin el acompañamiento de nadie, porque le pidió a Poncho de Nigris que mejor se quede en casa cuidando de sus hijos, porque en el hospital estará al cuidado de los médicos.

Afortunadamente, la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en Monterrey es accesible para alguien como Marcela y, como siempre se ha dicho, es una herramienta que debe estar a disposición y decisión de las mujeres y personas gestantes, porque contrario a su prohibición, esta sí puede salvar vidas.

Con información de Zócalo