Las mujeres más felices y exitosas son las que no tienen hijos ni esposo, según ciencia

La ciencia nos da la razón: los hombres no sirven para la felicidad

Para nadie es secreto que la felicidad de las mujeres no está solo en la vida de familia, como la televisión y los señores que usan falda (como el Papa) nos quieren hacer creer. Sin embargo, para que no quede duda alguna, la ciencia ya comprobó que sí, las mujeres sin hijos y sin esposo son las más felices.

Igual, esta no es la primera vez que se dice algo así de obvio, pero el científico Paul Dolan, que se dedica a investigar y a explicar los porqués del comportamiento humano en la London School Of Economics, trató de encontrar la respuesta a esta afirmación ya bastante escuchada.

Según su investigación, la razón principal que está detrás de esto, es que los patrones de “felicidad” aceptados hace muchas décadas se han superado por fin. Esto, por supuesto, impacta de manera directa en la forma en que las mujeres, sobre todo, visualizan el concepto de felicidad.

Con el paso de los años el rol de la mujer, reservado a los trabajos de cuidado y del hogar, ha ido cambiando a uno más abierto, más libre y más acorde a nuestra realidad y no a las sociedades primitivas o a los conceptos arcaicos de la religión.

Esto, afirma también su estudio, no quiere decir que las mujeres casadas y con hijos no sean felices. Lo que quiere decir es que cada vez un mayor número de mujeres descubren su felicidad fuera del estándar que se tiene pensado desde hace siglos.

La investigación permite ver que aquellas mujeres sin familia y pareja tradicional tienen una concepción más fuerte sobre la autoestima y el autocuidado. Vaya, que se preocupan por ellas mismas y eso las hace felices.

Ahora que ya lo sabes, y por si tenías dudas, parece que la clave de la felicidad está en alejarse de los asquerosos hombres y de la idea de estar en casa cuidando chamacos que no saben ni cagar solitos. Además recuerda que no tener hijos o hijas es lo mejor que le puedes dejar al mundo para que no se nos vaya alv.

Con información de The Guardian.