La historia de Canela, la perrita que fue violada en México
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

La historia de Canela, la perrita que fue violada en México

La historia de Canela, la perrita que fue violada en México

Noticias

La historia de Canela, la perrita que fue violada en México

La historia de Canela, la perrita que fue violada en México

Canela es una perrita que fue localizada en Chetumal, Quintana Roo. Se encontraba en estado grave de salud, pero al analizarla, lo veterinarios encontraron marcas de abuso sexual, por lo que se descubrió que había sido violada hasta por ocho personas diferentes.

Asociación protectora de animales critica que haya perros rescatistas

Al encontrar a Canela, los estudios veterinarios no daban crédito de lo que había sucedido. Sin embargo, lo más escandaloso para las personas que se dedican al cuidado de animales, es que las ocho personas que estuvieron implicadas en esto, no han enfrentado cargos.

Bajo las normas de protección y cuidado de animales vigentes, el daño físico y maltrato a las condiciones de vida de un animal de razas pequeñas (o sea, perros y gatos) es penado, pero para que esto sea posible se necesita una demanda en la que existan testigos presenciales de los abusos.

La historia de Canela, la perrita que fue violada en México

Twitter

Eso dificultó el proceso para enjuiciar a los culpables. Sin embargo, la historia tomó un rumbo diferente cuando se supo que había una testigo, que servirá para el seguimiento del caso, en el que se espera que se pueda proceder por el daño ocasionado a Canela.

Desgraciadamente, aunque se proceda de manera legal contra el dueño de la perrita y las demás personas que abusaron sexualmente de ella, esto no sería motivo de encarcelamiento o de una pena ejemplar.

La historia de Canela, la perrita que fue violada en México

Change.org

Los animales, bajo los códigos y normativas de vida silvestre y fauna doméstica, son un buen mueble de las personas. Es decir, cada una de tus mascotas es, en realidad, de tu propiedad, por lo tanto puedes disponer de ella a gusto (por eso en los divorcios se pelean por ellos).

Existen formas para proteger la vida digna, pero a pesar de que exista la violación de esta, constituye solo una falta en los códigos de protección de vida animal. No es un delito equiparable al abuso sexual entre humanos.

Lo que se puede hacer, en este caso, es limitar el acceso de esta persona y los implicados a tener mascotas y buscar una vida digna para Canela, lejos de cualquier abuso.

Arriba