Historia de Michael Fagan, hombre que entró al cuarto de la Reina Isabel II

Mejor que una historia de terror.

Ahora que salió la cuarta temporada de The Crown hemos conocido un poco más de la vida de Lady Di y de la realeza en general. Pero lo que nos dejó con el ojo cuadrado es cuando se mencionó el nombre de Michael Fagan, el hombre que burló a toda la seguridad del Palacio de Buckingham e ingresó al cuarto de la Reina Isabel II.

Claramente la historia se centra en la primera esposa de Carlos de Gales, pero lo que más atracción generó fue saber la historia de la invasión que hubo en 1982 y que claramente puso en riesgo la vida de su alteza.

Lady Di con el príncipe Carlos de Gales | Fuente: liddsg (twitter)

El origen de Michael Fagan y su llegada al cuarto de la Reina Isabel II

A este hombre se le calificó de intruso pero su nombre jamás será olvidado en el Reino Unido. Pasó a los libros de historia como la primera persona que evadió a más de una docena de guardias con tal de conocer a la reina.

Por increíble que parezca, Michael Fagan pudo entrar al palacio a través de un traga luz que no estaba bien cerrado. Dio varias vueltas por la mansión hasta que llegó a la zona de banquetes donde se atascó de comida. Posteriormente dio con la habitación para intentar charlar con la Reina Isabel II y que lo ayudara a salir de su mala racha.

Imagen de Michael Fagan | Fuente: ItsSpoilerTime (twitter)

El tipo estaba desempleado, sin dinero, con dos hijos y una esposa a la que descubrió siéndole infiel, pero ni así tuvo intenciones de robarse algo de Buckingham.

!Me sorprendió que no le capturaran de inmediato. Podría ser un violador o algo así. Pensé, al diablo, y salí y me fui a casa”, comentó un hombre ante el tribunal.

Lo más impactante de todo es que Michael volvió a entrar una segunda vez al cuarto. En esa ocasión despertó a la Reina Madre al correr una cortina y sentarse accidentalmente sobre su madre. De inmediato activaron las alarmas de servicio, pero la ayuda tardó en llegar.

Lo positivo es que la situación no pasó más allá de una inminente incomodidad que sintió la realeza. Y por increíble que parezca, Fagan no dio a parar en la cárcel por eso, sino porque en 1997 fue arrestado junto a su esposa e hijo por tráfico de drogas.