¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Sarita Sosa va a la fiesta de Ricky Martin… y la corren porque no estaba invitada

Corren a Sarita Sosa de la fiesta de Ricky Martin y Eva Longoria porque estaba de colada aunque no era invitada

Sarita Sosa parece que sigue creyendo que puede tener al mundo en sus manos solo porque es hija de José José. Ahora, para pasar otro osote, fue sin invitación a la fiesta de Ricky Martin… de donde la corrieron por colada.

LEE TAMBIÉN:

Esposo de Sarita "se puso pompas" con dinero de José José, dice José Joel

El esposo de Sarita Sosa, Yimmy, se "puso pompas" con el dinero del cantante José José.

Por supuesto, la hija más pequeña del Príncipe de la Canción pensó que nomás por su carita y, bueno, más bien por el apellido en su acta de nacimiento, podía ir y la iban a dejar pasar como si nada.

Pero por supuesto que esto no pasó, porque no está en México y porque quien importaba, realmente, era su jefecito, no ella. Por eso mismo, cuando llegó a la fiesta le dijeron que si muy por favor le llegaba porque el evento era solo para invitados.

A los guardias de seguridad del lugar poco les importó que fuera bien arreglada y en compañía de su esposo Yimmy Ortíz y hasta su hermano que siempre los acompaña de chofer.

Instagram

Le dijeron que nanay y que le hiciera como le hiciera, porque si fuera José José seguro lo dejan pasar, pero nomás es Sarita Sosa.

Según Javier Ceriani, conductor de Chisme No Like, Sarita no ha parado de andar en fiesta y fiesta donde aprovecha la muerte de su padre para hacerse de invitaciones, a pesar de que nadie sepa quién es o qué hace.

Esto, ahora, no le sirvió de nada, porque la fiesta de Ricky Martin y Eva Longoria, realizada para recaudar fondos para la fundación de la actriz, no la dejó seguir haciendo sus chistecitos.

Tal parece que la vida se está acomodando de nuevo y Sarita tendrá que empezar a hacer algo más que vivir de la muerte de su padre, porque por más que querramos al Don Príncipe la vida sigue y tenemos nuevos muertos a quienes llorarle.

Instagram

Con información de Revista Clase