Bárbara de Regil asegura que no es racista porque hasta le gusta broncearse

En un nuevo video, Bárbara de Regil rechazó categóricamente ser racista, y reveló que incluso, le gusta broncearse.

Después de semanas y semanas de especulaciones sobre su destino, Bárbara de Regil, conocida por creer que el plátano tiene cero calorías, finalmente rompió el silencio y rechazó ser racista al recordar ese video en que se horrorizó por verse “prieta”, ¿te acuerdas?

LEE TAMBIÉN:

Exhiben el racismo de Bárbara de Regil después de que 'apoyó' a Black Lives Matter en su Instagram

Bárbara de Regil no pudo ocultar ser racista en un video donde critica verse prieta como algo "feo"

Resulta que en sus historias de Instagram, Bárbara le respondió a quienes la acusan de ser racista y en preguntas y respuestas, explicó por qué se horrorizó cuando se vio a sí misma y dijo “ay, qué prieta, no, qué feo”.

Aquí ella:

Instagram

Según su explicación, nunca quiso ofender a nadie más que a sí misma llamándose “prieta” a pesar de que este es un insulto racista conocido por todas y todos. Así lo dijo:

“¿Ustedes creen que yo haría un en vivo de mis entrenamientos casi todos los días, con el fin de lastimar a alguien?”.

Pero… ¿por qué se dijo a sí misma prieta? Bueno, pues Bárbara se acordó de que, cuando era más chava, se bronceaba todos los días porque estaba de moda y le gustaba.

“Yo hablé de mí en primera persona, y después rematé con un ‘¡ay, qué horror!’, porque me acordé de que mi adolescencia me metía a la cama de bronceado todos los días, todos los días, porque estaba de moda”.

Seguramente, en alguna de esas, quedó muy “prieta” y no le gustó el resultado por su racismo…

Instagram

Bárbara comparó el llamarse “prieta” con el hecho de que su mamá se llamara a sí misma gorda sin querer ofender a otros. Además, también rechazó categóricamente ser racista, cuando aseguró entender el momento por el que estamos pasando.

“Entiendo perfecto que estamos viviendo un momento sumamente difícil en cuanto al racismo, lo entiendo y me duele mucho, porque yo no soy racista. (…) La gente que me conoce y ha seguido mis redes desde siempre, sabe el ser humano que soy. Yo no ofendí a nadie, sin embargo a mí sí me ofendieron directamente, pero está bien cada día aprendo a cuidar más mis palabras”.

Así que ahí lo tienes, todo indica que Bárbara no es racista porque le gusta broncearse y pues… Qué bueno que tenga ese nivel de autocrítica para considerar que cuando se ve “prieta” se ve de “qué horror”…

Con información de YouTube.