Feliz cumpleaños, Jimin: todo lo que demuestra que es el mejor de BTS y de todo el K-pop

Déjate conquistar por sus sonrisa y pasos de baile

Ya sabemos que BTS es uno de los grupos de k-pop más importantes de la historia. Desde 2016 son uno de los más queridos, odiados y comentados en todo el mundo y ya hasta los reconocen internacionalmente. Uno de los culpables es Jimin, que hoy cumple años y debemos celebrarlo como se merece: apreciándolo en toda su grandeza.

Primero veamos cómo destaca siempre entre todos, aunque no esté en el centro de todo.

No olvidemos que Jimin es una de las partes más importantes en la maquinaria de BTS, porque además de cantar y bailar, también le hace a la rapeada como poco y es parte de la creación de las coreografías del grupo.

Su nombre real es Park Ji Min. Nació el 13 de octubre de 1995 en Busan, Corea del Norte.

Sus apodos son Jiminnie, Chim Chim y Dooly.

Jimin fue el último integrante que se unió a BTS, pero como dice la tatarabuela: “los últimos serán los primeros”.

Él es el miembro más chaparro del grupo, pero lo compensa al ser uno de los integrantes con el cuerpo más delicioso atlético.

Aunque a Jimin le da pena hablar sobre sus abdominales o mostrarlos. Dice que casi han desaparecido porque en BTS no tienen mucho tiempo para ejercitarse… ¡pero si se la pasan bailando y está bien mamey!

Según sus compañeros, es el integrante que más ha cambiado. La verdad es que viendo el paso del tiempo en estos 24 añitos recién cumplidos, les damos la razón.

Una de sus habilidades por las cuales destaca en el grupo es el baile. Cuando estuvo en la escuela coreana Busan High School of Arts, fue uno de los mejores alumnos.

Curiosamente se puede aprender con facilidad las coreografías de girlbands de k-pop, porque además de chingón es sumamente versátil.

No solo canta y baila muy bien, también toca el piano. Así sabemos por completo que es todo un artista, no solo una cara bonita que todo hace bien.

Jimin dice que si pudiera robarle algo a los otros miembros de BTS sería la altura de Rap Monster, el talento y las miradas de V, la limpieza de J-Hope y los conocimientos de Suga.

Aunque la verdad, los k-poperos de corazón, saben que es perfecto así como es.

ChimChim se considera tímido, con una personalidad luminosa y que le gusta sonreír. Pero es muy competitivo y odia perder.

Según Jin, su compañero es “realmente tierno. Es como ser atacado por un cachorro. No se le puede negar nada porque es muy amable.”

Es súper chambeador y profesional, al grado de usar su tiempo libre para practicar. Ha llegado a dormir tres horas por estar ensayando.

¡Y qué decir de su voz! Ese cover de We Don’t Talk Anymore, nos derritió el corazón.

Cuando no le está dando a la bailada, hace lo que todo asiático: aprender artes marciales y jugar videojuegos.

Jimin dice que si tuviera un super poder, sería el de hablar de los perros u otros animales.

Es un coqueto con la cámara, pero después le gana la risa.

También es fan del delineador. Él dice que es porque cuando practica sin delinearse, no puede ver bien las expresiones de su cara y se vuelve tímido en los bailes de hip-hop.

Le encanta jugar con su apariencia y lo hemos visto cambiar de color de ojos y de pelo infinidad de veces. Y poco a poco se ha llenado de piercings en las orejas.

Le gustan las chicas amables, tiernas y encantadoras… y más chaparras que él. ¿Interesada?

Su cita idea sería caminar y sentarse en una banca, beber algo juntos y tomarse de las manos, porque es bien ñoño y amamos todo eso de él. No hay que dejar pasar desapercibida su existencia, porque es lo que nos ilumina y nos hace el día siempre. Felices 24, Jimin. <3