¡Terrible! Revelan que Paulina Rubio está en bancarrota y ya no llena sus conciertos

¡Fuerza, Chica Dorada! 🙏

Hace tiempo que no hablábamos de Paulina Rubio y es que a pesar de que la cantante llegó a tener muchos éxitos y canciones bien buenas, ahora, la sombra de la tragedia podría estar persiguiéndola.

LEE TAMBIÉN:

OMG: Alejandra Guzmán POR FIN cuenta como fue su PELEA con Paulina Rubio por Erik Rubín

Pelearon por el pelón que al final se quedó con mi Andrea Legarreta.

Según una revista nada confiable que tú y yo conocemos muy bien porque la leemos cada que vamos a hacernos el pelo, las uñas y los pies, Pau de 48 años, está pasando una terrible depresión que la mantiene alejada de su familia y amigos.

Aquí ella:

Instagram

Como saben, la revista nada confiable se basa en “una persona cercana a ella” (¿por qué alguien querría tener personas cercanas chismosas?) para decir que Pau está en la debacle de su carrera.

Según esto, a la Chica Dorada se le terminó el contrato con su disquera, y además, su gira “Deseo Tour” está en riesgo de ser cancelada por las bajas ventas de boletos, pero a ello, le suman todos los problemas con su ex Gerardo Bazúa, por la custodia del niño que tienen en común.

La amiga, o amigo chismoso, relató así la tragedia que vive la intérprete de “Baila baila casanova”:

“(…) le ha ido muy mal en todos los aspectos de su vida y en este momento sufre una fuerte depresión. Las personas cercanas a Paulina y la gente con la que trabaja estamos preocupados por ella y por su salud, la vemos muy afectada”.

El chiste es que supuestamente, aunque ha intentado conseguir contratos con otras disqueras, no lo ha conseguido, pues en vísperas de cumplir sus 50 años, ya nadie la ve como una artista exitosa y de esas que venden mucho.

Por su parte, la fuente también aseguró que Pau solo sale de su casa para cumplir con los compromisos pactados con sus agentes, pero que de ahí, se recluye en su casa donde además, solo convive con las personas que trabajan ahí.

“Está tomando medicamentos controlados para la depresión, y las únicas personas que deja que se acerquen a ella son sus trabajadoras (Lipa y Carmen), quienes la atienden”.

Instagram

Aunado a todos sus problemas, Paulina se enfrenta a su ex Gerardo Bazúa quien continuamente la asedia para poder ver a su hijo aunque ella no se lo permite.

Sin duda, de ser cierto, este sería uno de los episodios más difíciles en la vida de la intérprete aunque en realidad a nadie le consta si esto es cierto.

Y si mi Pau está leyendo esto, y está desanimada, desde aquí le decimos que se anime y que siempre vamos a cantar sus canciones en la peda… Como este EXITAZO:

¡Fuerza, Paulina!