¡OH NO!: Caimán arruina día de campo y se come tazón de guacamole

See you later, alligator!

Una pareja estaba muy a gusto en su día de campo cuando, de repente, apareció un caimán que se comió hasta un tazón de guacamole.

¡El amor, amigos! Una pareja se puso de acuerdo para hacer un día de campo a orillas del Lago Alice, en Gainesville, Florida (Estados Unidos). Todo bien hasta ahí.

La pareja se puso espléndida con el picnic: llevaron queso, salami, sandía, uvas y hasta un tazón de guacamole. De buen diente los chicos.

Sin embargo no contaban con que un gorrón les iba a arruinar su tarde romántica. Se trata de ¡un caimán!

Para el lector de Erizos puede resultar raro que un caimán aparezca así como así; no obstante, esto no es nada raro en Florida. (En mi colonia, lo peor que puede pasar es que te aparezca un perrito callejero que quiere comida).

El caso es que, según el novio, Trevor Walters, el camimán se empacó “un bloque completo de queso”, salami, media sandía y medio kilo de uvas. (Le va a dar chorro al animal con todo lo que comió).

Lo más sad no es que le hayan arruinado el mood amoroso a la pareja, sino que el condenado caimán se acabó el guacamole.

“Lo peor es que habíamos preparado un gran tazón de guacamole”, dijo Walters. “Puso el tazón entero en su boca”.

Tragedión.

¿Qué pasa después de que un caimán le entra al aguacate? ¿Busca unos nachos? Sin duda es un misterio que debería resolver el doctor Pangolín.

Con información de Vice