OMG! Mamás solteras duermen más que las casadas

Uno pensaría que las personas que tienen pareja se reparten las tareas del hogar de manera equitativa, sin embargo, de acuerdo con este estudio, resulta que las mamás solteras duermen más y hacen muchos menos cosas del hogar que las casadas.

LEE TAMBIÉN:

Mujeres que hablan más viven más años, según la ciencia

Porque la que es perica donde quiera es verde…

Así es, según un estudio de las investigadoras Joanna Pepin, Liana Sayer y Lynne Casper, a más de 23 mil madres, las mujeres solteras duermen más que las casadas.

“Lástima a las madres solteras. Sin un cónyuge en casa para “ayudar” con las tareas (…) Mucha gente cree eso, me avergüenza admitir que yo era una de ellos, pero para nuestra sorpresa es falso y no deberíamos sentir pena por las mamás que crían a sus hijos solos”, dijo la psicóloga Bella DePaulon a la revista Psichology Today, refiriéndose al estudio.

Las investigadoras buscaban un resultado totalmente diferentes, pensaban que las madres solteras trabajaban más y dormían menos, sin embargo, no es así. Las mujeres que viven sin una pareja, hacen menos tarea doméstica, tienen mayor tiempo de ocio y sueño que las casadas, además hacen todo eso sin descuidar a sus hijos.

Tenor

De las 23,088 madres que participaron en el estudio, tenían entre 18 y 54 años y vivían con sus hijos menores de 13 años. De acuerdo con la investigación informaron sus actividades en un periodo entre 2003 y 2012.

Las investigadoras hicieron un análisis de por qué tenían más tiempo libre las madres solteras, y estas fueron las conclusiones:

1. Las madres casadas luchan por cumplir el papel de buena esposa y madre, así que invierten mucho tiempo en ser merecedoras de ese título.

2. Todavía, en la mayoría de los matrimonios heterosexuales, es la esposa la que se supone que debe priorizar la limpieza y la cocina sobre su propio ocio y sueño. Esto es denominado “hacer género”. Las madres solteras no sienten esa presión.

3. Los autores compararon a las madres en tres categorías: nunca casadas, divorciadas y las que cohabitaron. Los hallazgos fueron más claros en las que nunca fueron casadas.

4. Los científicos sugieren que tener al esposo cerca es la razón por la que las madres casadas dedican tiempo extra a las tareas domésticas.

5. Se analizó si vivir con algún otro familiar (tíos, abuelos, padres) repercutía en una mayor cantidad de quehacer y la respuesta es negativa. Al parecer la familia extendida sí “echa una mano” con las tareas y el cuidado de los niños.

6. Otro de los hallazgos del estudio muestra que las madres solteras, en hogares multigeneracionales, parecen criar mejor a los hijos que los padres casados. Los niños tuvieron más probabilidades de terminar la escuela secundaria e inscribirse a la universidad y menos de beber o fumar.

Recordemos que esto varia un poco, dependiendo las situaciones económicas, si una mujer es rica y casada, seguramente podrá delegar toda su responsabilidad a otra persona.

¿Ustedes qué piensan Erizos?