Lady Gaga fue invitada a una boda en México y casi la arruina por estar pasadita de copas

Si no lo controla no lo consuma

Hace poquito te contamos que Doña Lady Gaga se metió a tocar la batería así de la nada en Los Cabos. Ahora ya sabemos que fue porque la invitaron a una boda por acá y, además de eso, casi arruina la fiesta porque se le pasó la manita con lo que tomaba.

Para contarte el chisme completo, Lady Gaga anda en Los Cabos porque su amiga del alma, Sarah Tanno, se nos casó y prefirió celebrarlo de este lado del mundo, donde la gente es menos aburrida, el trago es más barato y… bueno, todo es más barato.

Eso, por supuesto, parece ser de las cosas que más les emociona a los gringos, que se arman pachangones donde no existe el pudor y la pena en lo más mínimo. Ve nomás cómo se divertía la ganadora el Oscar a mejor canción.

Parece que la diversión era tanta que no dudó en subirle el vestido a su amiga, aunque todos estaban grabando a su alrededor. Eso sí, todo parece que fue divertido para todas las que estaban dándole al bailongo en ese momento, entonces no pasó nada.

Nomás escuchamos gritos de euforia y muchas risas, al mismo tiempo que vimos sonrisas bellas en todas las personas que estaban participando en ese momento extraño que puede parecer el momento exacto en el que todo se iba a ir a demonio.

Afortunadamente no fue así y solo encontramos mucha felicidad y mucha risa en una fiesta que estaba destinada y pensada para ser eso: un lugar de jolgorio y pura y plena diversión para Sarah Tanno y sus seres queridos.

Esperemos que Doña Lady Gaga siga tan divertida como siempre y regrese pronto a México, pero esta vez a darnos un concierto o algo donde podamos verla más gente que solo la gente que fue la boda. Ahí te encargamos, de compas.

Con información de La Prensa