Ladrón se llena de caca el cuerpo para evitar ser detenido por la policía

La policía logró detenerlo... aunque también los embarró de kk.

Un hombre demostró que el crimen está lo suficientemente organizado como cagarse justo en el momento preciso, pues este ladrón se llenó de caca el cuerpo para evitar ser detenido por la policía.

LEE TAMBIÉN:

Asaltante intenta robar funeraria usando un plátano como arma

La realidad siempre supera a la ficción y esta vez un asaltante intenta robar una funeraria usando un plátano como arma.

Una persecución policiaca contra 2 ladrones se convirtió en un verdadero cagadero, literalmente, luego de que uno de ellos hiciera hasta lo imposible con tal de no ser llevado a la cárcel, pues tras usar gas pimienta contra la policía, decidió atacarlos con sus propias heces fecales.

Ladrón se llena de caca para escapar

Un hombre de 23 años, identificado como Arjun, fue detenido junto con su compañero delincuente el pasado jueves 1 de octubre,  luego de que la policía les marcara el alto al notar comportamientos extraños mientras andaban en una bicicleta cerca de Kashmere Gate, Delhi.

La Neta Noticias

Sin embargo, los ladrones no hicieron caso y comenzaron a huir, lo cual inició una persecución policiaca a pie y tras un kilómetro de recorrido, la policía logró atrapar al ladrón Arjun, pero éste les atacó con gas pimienta, lo cual no funcionó y fue cuando decidió llenarse de caca todo el cuerpo.

Según News 18el ladrón se sacó la caca de los pantalones y comenzó a embarrársela por todo el cuerpo, así como a los uniformes de los policías para evitar que lo atraparan, sin embargo, su método poco convencional no funcionó y fue detenido.

“Su bicicleta resbaló y trataron de escapar del lugar. Sin embargo, un sospechoso logró huir corriendo en la dirección opuesta al tráfico que venía en Yudhister Setu, mientras que Arjun fue capturado después de una persecución de aproximadamente un kilómetro”, dijo el comisionado Anto Alphonse.

Luego de su captura, la policía detalló que el ladrón Arjun y su compañero, que no ha sido encontrado, son asaltantes del metro que amenzan a las personas con cuchillos y gas pimienta para robarles sus pertenencias.

Pero esta vez ni la caca salvó a Arjun de ser detenido y se encuentra en las manos de la ley de la India para evitar que siga cometiendo crímenes asquerosos.