Asaltante intenta robar funeraria usando un plátano como arma

El que no conoce los plátanos a cualquier arma le reza.

En este mundo cruel los delitos son el pan de cada día, sin embargo, algunos intentos criminales sacan más de onda que otros con su “ingenio” para delinquir, tal como este asaltante que intenta robar funeraria usan un plátano como arma… sí, leíste bien: UN PLÁTANO.

LEE TAMBIÉN:

Ya hay piñata del asaltante de la combi y también le pegaron

El asaltante de la combi se convirtió en lo más viral del momento y para seguir con este meme crearon una piñata del personaje.

Si alguna vez viste a esos morros que usaban sus dedos como pistola, tal parece que la versión adulta de estos apareció en forma de asaltante, quien intentó asaltar una funeraria usando una supuesta arma, sin embargo, todo salió mal, terminó con su plátano en el piso y con él corriendo en un video que obvio tenemos.

YouTube

El asaltante que quería robar con un plátano

Era un día como cualquier otro en una funeraria de Caldas, Colombia, hasta que la nación del crimen llegó al lugar en forma de un asaltante bastante astuto que hubiera podido salirse con la suya con su plátano-arma, de no haber sido por uno de los empleados que se le puso al tú por tú.

Pues  luego de que el asaltante llegara amenazando que pertenecía a un “grupo armado” y exigiendo un dinero, intentó intimidar a los empleados de la tienda con una supuesta arma que traía escondida, pero Antonio, trabajador de la funeraria, logró frustrar el asalto al defenderse sin temor al éxito.

Sin embargo, para el asaltante todo salió peor, pues además de no poder robar nada y de terminar con la camisa rota gracias a este valiente hombre, se le cayó su “arma” que resultó ser nada más y nada menos ¡que un plátano!

YouTube

¿Neta un plátano, bro?

Al salir de la tienda corriendo, el asaltante olvidó su arma sobre una de de los escritorios de la funeraria, por lo que el empleado no dudó en ver qué era lo que había dejado y para su sorpresa se encontró con un plátano macho envuelto en un plástico negro.

Porque claro, nada se parece más a una pistola que un plátano ¿no?

Por supuesto, el desconcierto sobre esto apareció porque parece chiste, pero es anécdota. Y ahora este muchacho podrá contarle a futuras generaciones cómo fue el día en que un asaltante intentó robar la funeraria en donde trabajaba con un méndigo plátano.

¿Qué debería hacer Antonio con el plátano-arma?

a) Unas galletas sin carbohidratos, como diría Bárbara del Regil.

b) Un licuado así es.

c) Echarla a la basura, no vaya a resultar letal esa cosa.