Justin Bieber critica a PETA y defiende la explotación animal

Justin Bieber ya se casó y pensamos que estaría disfrutando de la vida con Hailey Baldwin, su esposa… pero no, el cantante canadiense prefiere andarse peleando en redes sociales con...

Justin Bieber ya se casó y pensamos que estaría disfrutando de la vida con Hailey Baldwin, su esposa… pero no, el cantante canadiense prefiere andarse peleando en redes sociales con PETA mientras defiende la explotación animal.

¿Por qué se andaba peleando? Pues, para empezar, porque PETA empezó la pelea. La asociación defensora de animales se encargó de recriminarle la compra de dos gatos savannah, una especie no doméstica y protegida por diferentes organismos.

El Don Bieber pagó 35 mil dólares por estos animalitosbebé y, por supuesto, a estos animalistas les encanta hacerla de jamón (de soya) y se le fueron encima, recordándole que la compra y venta de animales exóticas y un tema delicado.

Y como a Justin tampoco le gusta que le digan nada, se armó la pelea de necios. Este escribió en sus historias de Instagram que nadie le va a decir qué hacer y que no saben con quién se están metiendo (aunque claro que saben, jeje).

El conflicto y enojo de Justin no es solo por esta ocasión, sino que también antes esta organización ya le había dicho que no se pasara de lanza porque promover la compra y venta de animales era también promover y defender su explotación.

Y, claro, tanto en esta ocasión como en aquella, el muchacho se justificó diciendo que cada quién lo hace como quiere y él nunca va adoptar, lo que claramente sí defiende la explotación animal para que sean reproducidos como viles mercancías.

Además, les dijo una máxima whitexican de que el cambio está en uno mismo, pidiéndoles que en vez de verlo a él, mejor se pongan a limpiar la basura del mar (cosa que sí hacen) o que vayan a ver si ya puso la marrana para dar en adopción a los marranitos.

Por si te quedaba duda de qué es un gato savannah, estos son una cruza entre el gato regular domesticado y un serval africano, un felino de gran tamaño que, evidentemente, es originario de áfrica.

Estos animales han sido explotados y han intensificado la caza y captación de servales, una especie ampliamente protegida en el mundo. Por otro lado, PETA también tiene cola que le pise, pero en este caso, Justin Bieber fue tan (poco) listo que hasta hizo ver que tenían razón.

Con información de El Siglo de Torreón