Influencers muestran fotos sin editar y su vida real impacta por lo diferente que es

Los milagros del Photoshop.

No todo lo que brilla es oro, ni todo lo que vemos en Internet es real, lo cual quedó demostrado luego de que influencers mostraron fotos sin editar y su vida real impactó por lo diferente que es.

Aunque todos usamos filtros y le hacemos uno que otro retoque a las fotos, estas influencers se pasaron de lanza al vendernos gato por liebre, pues el cambio radical que muestran gracias a la edición ha hecho que las acusen por “estafadoras”.

Bored Panda

Influencers muestran fotos sin editar 

El tono de piel, la complexión, las facciones de su cara y todo en las fotos de estas influencers fue drásticamente cambiado para aparentar ser más “atractivas” y conseguir varios likes.

Coeyyy es una influencer china bastante reconocida que ha ganado popularidad por su belleza y estilo, sin embargo, tras revelarse estas fotos de su vida real fue duramente criticada.

Bored Panda

El increíble cambio que muestra gracias a la edición de sus fotos hizo enojar a sus seguidores, sin embargo, tras las críticas habló y aseguró que esas fotos fueron tomadas sin su consentimiento y nadie debió hacerlo.

Pues aunque mostraron que su apariencia era irreal en fotos, también expusieron que publicar fotos de otra gente podría causar daño como el ciberbullying que las influencers recibieron.

“Después de ser fotografiada en secreto, no he estado en el mejor estado de ánimo. Es por eso que estas fotos nunca aparecieron en línea después de sopesar mis opciones”, comentó Coeyyy.

Coeyyy

Tras estas fotos sin editar bastantes reveladoras, muchísima gente elogió de manera sarcástica su nivel de edición, lo cual usó Coeyyy para capitalizar sus 5 minutos de fama y subió varios tutoriales en donde enseña a editar fotos.

Aunque no se salvaron del odio en redes sociales, en donde la misma Coeyyy aseguró que es “una persona normal, no una celebridad de Internet” y que nunca ha recibido “ningún beneficio a través de plataformas públicas“.

A pesar de que las influencers y sus fotos sin editar hicieron sentir a mucha gente engañada, lo único cierto es que cada quien es libre de subir, editar y modificar sus fotos como quiera.