? Esta es la casa a la que fueron EXILIADOS Meghan y Harry por sus escándalos reales

Ay cómo sufren...

Hace unas semanas sino es que un mes, algo así, te contábamos de la casa a la Meghan Markle y su esposo el príncipe Harry se iban a mudar para tener un espacio más grande para ellos y su nuevo bebito. No obstante, ahora acaba de salir información que lo está cambiando todo por una razón.

Y es que nos enteramos de que todavía no queda remodelada esa casa ¡pero ellos ya viven en otro lado en una especie de exilio por su mal comportamiento!

Instagram / Kensington Royal

Pero hace tiempo no solo surgió la información de la mudanza, sino también, la de un fuerte conflicto que existe entre Meghan y Kate Middleton a nivel que esta última se puso a llorar ¡momentos antes de la boda de su cuñado Harry!

LEE TAMBIÉN:

Pfff… Meghan Markle hizo llorar a Kate Middleton al discutir ¡en plena boda!

¡Lo de Meghan se va a descontrolar!

Bueno, pues a raíz de eso una investigación realizada por el semanario británico The Sun asegura que Meghan y Harry ya no viven en el palacio de Kensington, pero tampoco están en el Froggmore Cottage y que se fueron a una especie de granja en la Inglaterra profunda.

Según la investigación… 

¡Esta es la triste y pobre casa a la que fueron exiliados!

Twitter

Se trata de una finca en las colinas de Oxfordshire llamada Cotswold y ese es el lugar que eligieron para su retiro.

La casa está valuada en 2.8 millones de euros y aunque no pertenece a la familia real, la pareja la estará rentando por dos años.

Ahí está el lujo de la época del siglo XVIII y tiene cuatro cuartitos, una cocina en la parte de abajo, una arriba y ventanas del tamaño del mundo. Además tiene una casita pegada con dos cuartos más, una terracita y calefacción ¡en el patio!

Adelante con las imágenes…

Especial

Y todo por un pleito con Kate…

Especial

Pobres ellos…

Especial

¿Crees que en esta casa Meghan finalmente se aplaque?

a) IMPARABLE, SEGUIRÁ SIENDO LA MISMA.

b) En una de esas sí.

c) Se van a acabar divorciando, yo sé.

En fin… quién no quisiera una casita así.