Perro reencontrándose con su dueño después de tres años
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Awww: Viejito encuentra a su perritobebé después de 3 años

Perro reencontrándose con su dueño después de tres años

El mame

Awww: Viejito encuentra a su perritobebé después de 3 años

Awww: Viejito encuentra a su perritobebé después de 3 años

La vida no sería la misma sin perritos bebé en nuestras vidas. Sería difícil mantener la cordura y tener esperanzas para vivir un día más. Ahora imagina cómo se vuelve la vida para quienes pierden a sus mascotas… e imagina, nuevamente, cómo cambian cuando las encuentran nuevamente.

¿Khá? Belinda ayudó a un perritobebé de la calle y ¡todos la criticaron por hacerlo!

Después de perderse durante tres años, este perro logró encontrar a su dueño, o su dueño logró encontrarlo a él, eso es lo de menos. Lo importante es que, tras años en el olvido de las calles, regresó al hogar donde tenía comida y un regazo donde echarse a ser acariciado.

El video muestra el momento exacto del reencuento, con el que cualquier espartano y cualquier amazona lloraría al instante, así que si después de ver esto no siente que una lagrimita sube por tu ojito, considérate oficialmente muerto por dentro.

Al instante ambos se reconocieron y comenzaron a darse el amor que no pudieron entregarse a lo largo de tres años. Este llegó y, sinceramente no entendemos nada de lo que dice, pero fuentes brotantes de la Internet aseguran que esto fue lo que le dijo.

“Se parece mucho a él, ¿puedes verlo? Con una etiqueta amarilla en su oreja. ¿Puedes verlo? Aquí. En la base del árbol. ¿Georgie? ¡Georgie eres tú! Oh, pequeño, ¿cómo estás, chico?”.

Los llantos y ladridos desesperados del perrito nos aseguran que es un reencuentro de verdad, que no es mentira y que es todo eso que esperas que pase en el mundo… aunque rara vez pasa.

Perro reencontrándose con su dueño después de tres años

YouTube

Ahora solo esperemos que no vuelvan a separarse, porque perder una mascota es duro y saber que estuvo en la calle, sobreviviendo lentamente los días de tres años, debe ser tan duro como que te estrujen el corazón y encontrarlo nuevamente es como volver a respirar y que tu corazón crezca unas tres tallas de golpe.

Arriba