Julio César Chávez inhaló cocaína junto a Juan Pablo II
Acerca | Políticas de privacidad | Términos y condiciones Conecta con nosotros

Así fue como Julio César Chávez inhaló cocaína junto a Juan Pablo II

Julio César Chávez inhaló cocaína junto a Juan Pablo II

El mame

Así fue como Julio César Chávez inhaló cocaína junto a Juan Pablo II

Así fue como Julio César Chávez inhaló cocaína junto a Juan Pablo II

Julio César Chávez fue un gran personaje de finales del siglo pasado. El gran boxeador mexicano logró ser una figura reconocida a nivel mundial y esto no pasó desapercibido ni para el hombre más cercano a dios, Shaka de Virgo, pero hoy les contaremos una historia que compartió con el papa Juan Pablo II.

Julio César Chávez Jr es trolleado por su propia hija

Resulta que el César del boxeo (es como el apodo más inútil de la historia) tuvo una crisis y un bajón en su vida después de perder su invicto en 1995, por lo que se alejó un poquito de los cuadriláteros para cuidar su corazoncito que estaba medio devastado por perdedor.

Así que se fue a Roma, ahí le encantó todo, porque parecía como un pueblito mágico de México, pero sin puestos de esquites en cada esquina ni camiones guajoloteros que llevaban al centro… porque todo era el centro. Y como buen creyente religioso (no vayan a creer que nuestro Julio es creyente de los Illuminati o de la dietas de Herbalife)

Julio César Chávez inhaló cocaína junto a Juan Pablo II

Facebook

Y cuando vio que ahí era la cobacha del Papa, quiso verlo, pero no en misa y hasta atrás, sino verlo de verdad, echarse unas copitas con él, beber la sangre del señor (de diosito, no del papa) y una carnita asada. Según narra en su biografía, esto fue lo que pidió:

“No, no quiero ir nomás a misa ¡Y luego hasta atrás, ya me imagino! Quiero ver al Papa de frente, quiero que me reciba en el Vaticano, en privado. Hablen con quien tengan que hablar, quiero ver al Papa”

Y así fue como se hizo. Consiguieron que Juan Pablo II lo recibiera en su humilde casita llena de oro y la colección de pinacoteca más impresionante de todo el mundo. Pero Julio que es un hombre sencillo no quería estar entre tanto lujo, así que le pidió que fueran a su cuarto.

Julio César Chávez inhaló cocaína junto a Juan Pablo II

Dominican Friars

Como ya estaban medio en confianza y el papa le confesó ser medio su fan, le dijo “no hay pedo, ‘mijo: dime Juanpa” y se lo llevó a su recámara. Ahí, el campeón mexicano no pudo contenerse más, porque la tristeza es tan perra como el hambre y le preguntó dónde estaba el baño.

Por supuesto que no fue a orinar o a lavarse las manos. En realidad solo fue a echarse un lineazo de cocaína para aguantar la tristeza de haber perdido hace meses, lo que lo convierte en el peor perdedor de la historia… y también en el peor católico.

Pre-Code Hollywood Satan GIF - Find & Share on GIPHY

Después le jaló a la palanca del excusado para que nadie pensara que ese “sniiiiiiiffffffff” era algo pecaminoso, sino un ruido extraño que todo mexicano hace cuando va al baño (?).

Cocaine GIF - Find & Share on GIPHY

Y así fue como Julio César Chávez firmó su pase directo y sin escalas al infierno.

Con información de Quién

Arriba