¿Coincidencia? Águila devorando a una serpiente se posa en obra del nuevo aeropuerto en Texcoco ?

¿Coincidencia? ¡No lo creo! ?

Nada es más chistoso que saber que por alguna leyenda rara, nuestros ancestros eligieron construir la ciudad en medio de un lago solo porque ahí estaba un águila parada en un nopal devorando a una serpiente y luego, eso se convirtió en el Escudo nacional e hizo de los mexicanos lo que somos hoy por hoy. Seguro conoces la historia.

Y bueno, como si esa descabellada leyenda no fuera suficiente, esta vez un ingeniero que participa en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México en Texcoco captó la famosa imagen del águila devorando a una serpiente justamente en ese punto.

Así, pero sin nopal:

Especial

Y es que según lo reportan los del gran diario de México a.k.a. El Universal, un ingeniero que, échenle, se llama Atl, tomó la foto del ave nacional pisándole la cabeza a la culebra en la que será una de las pistas del nuevo aeropuerto.

Especial

Y claro que después de verlo todo el mundo se quedó así:

Dopl3r

Ahora, que si estás muy frito y no te acuerdas del mito de la fundación de México-Tenochtitlán te refrescamos un poquito la memoria: los aztecas, o sea los mexicas, habían peregrinado desde Aztlán y buscaban la señal que dios Huitzilopochtli les dio para construir su ciudad: el águila parada sobre el nopal devorando a la serpiente.

Y ya…

De ahí salió la locura de hacer la ciudad en el lago y bueno, la locura que sugiere que ahora se construya el aeropuerto en un lago.

Giphy

Aunque claro que hay dudas sobre la fotografía en cuestión porque la información se difundió en marzo de este año, pero cobró impulso otra vez cuando estamos en medio de la polémica consulta sobre dónde debe construirse el nuevo aeropuerto.

Así que…

Nosotros no sabemos de ingeniería, pero vayan y voten. 

Y es que esto es como cuando vieron un águila en el metro Nopalera, y hasta el INAH confirmó que se trataba de la señal sagrada.

LEE TAMBIÉN:

Un águila llegó a metro Nopalera y el INAH confirma que es la señal sagrada

Por si alguien dudaba de vivir en la gran Tenochtitlan…

Baia, baia:

Grandes ciudades presenta: “ya me duelen los pies”.

Facebook

Después de todo… Nada puede malir sal: