11-S: teorías conspirativas de los atentados de Nueva York y sus explicaciones

Han pasado casi dos décadas desde los atentados del 11-S, en los que se derribaron las Torres Gemelas de Nueva York. Del caso se desprendieron varias teorías de conspiración que confunden a la gente y, por eso mismo, pretendemos explicar algunas de ellas.

¿Por qué la fuerza aérea no interceptó los aviones secuestrados?

La teoría conspirativa asegura que el vicepresidente estadounidense Dick Cheney ordenó a la fuerza aérea no hacer nada. Sin embargo, en la versión oficial se explica que este fue un caso inusual del hackeo de los sistemas de navegación estadounidenses y el transpondedor, aparato utilizado para determinar la ubicación de las aeronaves, fue comprometido.

Así mismo, ese día se hizo un ejercicio de simulacro para defensa aérea. El ejercicio salió mal y ante una falla de comunicación entre la Administración Federal de Aviación y las Fuerzas Armadas, se notó que el equipo para responder a estos casos estaba obsoleto.

La falta de actualización en el planteamiento de los riesgos hizo que el ejército norteamericano no pudiera responder con prontitud al hecho, además de que los secuestradores tenían un conocimiento superior de la seguridad aérea del que se creía.

¿El desplome de las Torres Gemelas fue controlado?

Una de las principales dudas y teorías conspirativas se centra en la forma en que estos dos rascacielos cayeron después de los impactos. Por supuesto, la rapidez fue una de las principales fuentes de la duda pero también lo fue que el desplome vino de un incendio.

Según las investigaciones del siniestro, el impacto de los aviones dañó las columnas de soporte de ambos edificios y esto fue lo que logró que los incendios se propagaran rápidamente por todos los pisos aledaños.

Alrededor de 10 mil litros de combustible se regaron hacia los pisos inferiores, ocasionando incendios con temperaturas superiores a los 1 mil grados centígrados, dañando las demás partes de la estructura y generando pequeñas “explosiones”, como si se tratara de un derrumbe controlado.

Sin embargo, no hay evidencia de que existieran cargas explosivas al interior del WTC. Por otro lado, las demoliciones de este tipo se inician desde la base y el derrumbe de ambas torres provino de la estructura superior.

¿Cómo se vulneró y atacó el Pentágono, el edificio más seguro del mundo?

Además del ataque a las torres, ese mismo día se atacó el Pentágono con otro avión secuestrado. Sin embargo, las instalaciones no sufrieron grandes daños y, prácticamente, pasó desapercibido en daños.

Para muchos, sigue siendo una incógnita cómo se vulnera la seguridad y la capacidad de respuesta de un complejo de máxima seguridad. Además, se ha planteado que no fue un avión, sino un misil o una aeronave no tripulada con lo que se intentó atacar el Pentágono.

Sin embargo, las pruebas que se han brindado a medios confirmaron que sí se trató de un avión comercial de American Airline, que se estrelló contra el complejo gubernamental y dejó como salgo la muerte de la tripulación y los pasajeros.

Las imágenes que no fueron incautadas para la investigación mostraron algunas partes del lugar dañadas, demostrando la ruta que siguió esta aeronave hasta su choque definitivo. Todo lo que fue encontrado en el área pertenece al FBI como pruebas para la investigación.

¿Qué pasó con el cuarto avión?

Un cuarto avión, que no consiguió hacer contacto con su objetivo, en Washington, se estrelló en Shanksville, Pensilvania, sin dejar muchos rastros. La teoría conspirativa asegura que este fue el único derribado por el ejército estadounidense, pero las pruebas demuestran otra historia.

Según los registros de la caja negra, encontrada en la misma zona del desplome, reveló que los secuestradores fueron encarados y enfrentados por los pasajeros, por lo que su decisión inmediata fue estrellar el avión deliberadamente antes que perder el control del mismo.

En cuanto a la ausencia de restos de avión concentrados en una misma zona se sabe lo siguiente: el viento fue el culpable del esparcimiento de los mismos; así mismo, la fuerza aérea nunca ordenó ni intentó derribar el avión, que tenía como objetivo la Casa Blanca.

Con información de BBC