KHÉ?!: Pelear con tu pareja produce OBESIDAD, según la ciencia

Una buena razón para no pelear

A nadie le gusta andar enojado o peleando con su pioresnada, pero ahora la ciencia hizo una revelación terrorífica que te hará estar siempre de buenas con tu pareja: si pelean, y mientras más lo hagan, VAN A ENGORDAR y eventualmente, a contraer obesidad.

LEE TAMBIÉN:

Limpiar la casa después de trabajar es malo para la salud: ciencia

El fin de semana no se limpia para cuidar la salud 🙂

Según un estudio hecho por 100tífikos certificados del Instituto de Medicina del Comportamiento de la Universidad de Ohio y de la Universidad de Delawere (es un lugar, no un refresco), ambas de Estados Unidos, discutir con tu pareja conlleva un riesgo mucho mayor de padecer obesidad.

¿Por qué? Pues para llegar a esa conclusión, nuestros queridos expertos de la 100cia realizaron diferentes pruebas en alrededor de 50 parejas que voluntariamente se prestaron para ser conejillos de indias. Los requisitos para formar parte de la muestra era tener entre 24 y 61 años, además de tener, al menos, tres años de relación juntos.

Después de analizar sus resultados, encontraron que las parejas que peleaban más quemaban aproximadamente unas 31 calorías menos por hora que las que vivían en mayor armonía. ¿Qué significa esto? Pues que sus cuerpos consumían menos energía, por lo tanto tendían a subir de peso y llegar a la obesidad, y todo por andar peleando.

Esto también implica que tu cuerpo no pueda procesar los alimentos de la misma manera, sobre todo si te andas embotando unas anvoguezas bien grasosas o unas papitas de esas que según dan cáncer.

Pelear con tu pareja produce un pequeño cuadro de depresión y ansiedad que, al mismo tiempo, impacta sobre tu estado de ánimo, es decir en tu cerebro, y en tu metabolismo, o sea en tu puerco.

Esto se debe a que cuando discutes tu cuerpo produce una hormona llamada Ghrelina, que altera todo el organismo haciéndole creer que está por morir y debe estar en estado de alerta, lo que te lleva a comer más, como si no hubiera mañana, y a acumular grasa poco a poco hasta que se convierte en kilos extra.

Y no solo se trata del peso, las parejas que discuten también tienen niveles más altos de triglicéridos y de glucosa en la sangre.

Ahora sí, ya sabes que la clave para no parecer tinaco es estar en armonía con tu pareja.

Con información de Salud 180.