Esto es lo que pasa cuando los gringos prueban TACOS DE VERDAD

Seguro sintieron como si volvieran a nacer

Sí. Los tacos gringos son una ofensa y una mentada de madre para los tacos de a deveras. La gente de Estados Unidos llama tacos a esas aberraciones con tortilla crujiente, pero ¿qué pasa cuando prueban los reales?

Este experimento, en el que varios residentes de ese país que odia a los mexicanos pero ama su comida, fue realizado por el canal de YouTube Pero Like, que no tuvo empacho en recordarles que sus tacos son más bien tostadas con muy mal relleno.

Les dieron cuatro variedades de taquitos mexicanos: chorizo, cachete, buche y y lengua. Suena como algo arriesgado, pero sus reacciones fueron increíbles.

Comenzando con el de chorizo, la mayoría reconoció que era una carne bastante sabrosa e, incluso, muchos ya la habían comido con anterioridad. Ciertamente, hay una diferencia sustancial entre cómo puede ser la carne en un taco de esa cadena de restaurantes maldita y la de un puesto callejero que carece de todo requisito higiénico… pero no de sabor.

YouTube

Después, el taco de cachete les hizo pensar que en esta vida hay cosas que prefieres no saber qué eran para disfrutarlas mejor. Obviamente, no están acostumbrados a saber qué comen y esto les sorprendió mucho.

De cualquier manera, se los comieron como si no hubiera mañana. Las tortillas reales, de maíz y suaves, junto a la carnita grasosa y condimentada correctamente, hizo todo su trabajo.

YouTube

Aunque el problema mayor vino cuando probaron el de buche. El estómago de la vaca es algo que es sagrado como la misma salsa roja, en parte porque tiene cuatro y en parte porque es parte de nuestro gran dicho: de buche, nana y nenepil.

Algunos no lo disfrutaron tanto, pero se nota que están lejos de saber qué es lo que es la comida real.

YouTube

Eso sí, cuando llegaron a los de lengua casi se les botó un tornillo. Nadie daba crédito de por qué se estaban comiendo una de las partes menos apetitosas de un animal tan delicioso.

Por otra parte, aunque les dieron ganas de echar la guácara al saberlo, el sabor les dejó satisfechos. Algunos dijeron que se sentía como estar besándose con la vaca, lo cual tiene un poco de sentido.

YouTube

La siguiente vez que veas a algún sinvergüenza decir que esas otras… cosas, son tacos, solo muéstrale este video para que se calme un poco.