Así fue la vez que Carlitos encontró la última carta de su mamá fallecida en ‘Los Rugrats’

En el capítulo "Día de las madres", Carlitos descubre la verdad sobre su mamá fallecida.

Los Rugrats fue una de las caricaturas para niños más queridas de la televisión y si creciste con ellos, seguro recuerdas algunos de los episodios como si se hubieran transmitido ayer.

Ahora, por el Día de la Madre, te traemos el recuerdo un episodio en el que Carlitos, sí, el niño pelirrojo miedoso, encontraba una carta de su mamá fallecida convirtiéndose en uno de los más emotivos de toda la serie.

Precisamente, esta historia ocurrrió en el episodio llamado “Día de las madres” en el que claramente, Carlitos no entendía cómo era que todos festejaban a sus mamás en ese día, pero él no.

La celebración, lo lleva a buscar a su mamá, pero al no conseguir nada, la tristeza es muy grande. Y bueno, como siempre había un mal llamado “Angélica”, en Los Rugrats, en este episodio, la niña malévola los encierra en un armario, aunque esto parece ser algo bueno.

Resulta que, dentro de ese armario, Carlitos encuentra una caja con la foto de una mujer dentro, la misma que según él ha visto en sus sueños.

YouTube

Y… ya se imaginarán. Aunque en un inicio el papá de Carlitos no quiere que él sepa nada de su mamá, al final, accede a contarle la verdad de cómo fue que murió la señora.

Ya en el jardín, Carlitos se entera de que su mamá era jardinera y que antes de morir, le había escrito una carta con un poema para que él la leyera.

Una escena que te va a hacer llorar:

Pero… ¿qué decía el poema de la mamá de Carlitos? Ahí se podía leer:

“Mi dulce y pequeño Carlitos: aunque deba dejarte atrás, este poema te dirá en dónde podrás encontrarme. Cuando sople un delicado viento, será mi mano que toca tu rostro, y cuando un arbol te dé apoyo, seré yo dándote un abrazo. Cuando el sol te provoque pecas, seré yo jugando con tu rostro. Cuando la lluvia toque tu cabello, serán mis lágrimas de felicidad. Cuando el largo pasto te cubra, seré yo que te abrazo con fuerza. Cuando el cordero cante seré yo murmurándote de noche”.

Sin duda, una escena fuerte, pero muy hermosa que nos dejó Los Rugrats y que no podíamos dejar pasar por alto en el Día de las Madres… ¿Tú también estás llorando?

Con información de La República.