Los chimpancés tienen más fuerza que los humanos… pero tampoco tanta

Hecho: los chimpancés tienen más fuerza que nosotros los humanos. Mito (ahora falseado): los chimpancés son entre 2 hasta 5 veces más fuertes que nosotros.

 

Súper Fuerza

Diferentes estudios realizados desde el siglo pasado han intentado estimar qué tan fuertes son nuestros primos evolutivos, los chimpancés, en comparación con nosotros los simplones humanos. Sin embargo, la “súper fuerza” de los chimpancés ha sido exagerada tanto por la cultura pop, como por esos estudios. La idea generalizada era que la fibra de los músculos de chimpancé era intrínsecamente superior a la nuestra. La fibra muscular son, propiamente, las células que componen los músculos.

 

Los científicos estimaban que un chimpancé podía llegar a ser hasta casi 5 veces más fuerte que un humano, o por lo menos unas 2 veces más. Pero la mayoría de estos estudios evaluaban la fuerza en función de la capacidad de mover un objeto pesado. Estas pruebas no tomaban en cuenta la estructura física, la influencia de los tendones o el acomodo de los músculos mismos.

 

Un grupo de investigadores estadounidenses recopilaron estudios desde 1923 hasta 2014 y reinterpretaron los datos tomando en cuenta los factores ya mencionados. Según sus cálculos más precisos, sí, estos simios son más fuertes, pero solo 1.5 veces más fuertes.

 

Pero, ¿por qué es más fuerte un chimpancé?

¿Su fuerza superior tiene que ver con su fibra muscular? Sí y no. Los científicos también estudiaron el tejido muscular aislado y descubrieron que las fibras musculares de chimpancé y humano son muy parecidas. La diferencia en la fuerza depende más de la proporción de estas fibras.

 

Básicamente hay dos tipos de fibras musculares: de contracción rápida y de contracción lenta. Muy a grosso modo, las fibras de contracción rápida son las que le dan velocidad y fuerza a los músculos, y las fibras de contracción lenta son las que pueden contraerse continuamente durante largo tiempo sin cansarse, es decir, las que nos dan resistencia.

 

Analizado con detenimiento, el tejido muscular de los chimpancés posee fibras musculares más largas y el doble de fibras de contracción rápida. Los datos encontrados fueron ingresados en un modelo computacional que estimó que el músculo de estos simios es 1.35 veces más fuerte que el nuestro. Este número se acerca al 1.5 que los investigadores habían recalculado.

 

 

Esta diferencia es un guiño hacia nuestra historia evolutiva. La predilección por la resistencia es propia de nuestra especie. Mientras otros simios siguieron trepando árboles, nosotros empezamos a buscar nuevos hogares. Renunciamos a la fuerza bruta por las grandes migraciones.

 

 

 

Vía ScienceAlert