Tiktoker buscaba cibercafé, entró a una casa y le ofrecieron pozole y refresco

Excelente servicio, 5 estrellas...

Tiktoker buscaba un cibercafé en la calle, sin embargo, resulta que entró a una casa pensando que lo era y le ofrecieron pozole y refresco.

Sin duda esta es una historia de mexicanos siendo mexicanos y es que no hay forma en que nos digan que hay personas más amables y serviciales que los purititos nacidos en México. Y sobre todo con la forma de divertirnos como lo hicimos en plena cuarentena haciendo fiestas de azotea en azotea con “Ramito de Violetas”.

Así que para aceptar a alguien en una casa mexicana y sobre todo brindarle comida, no hay quién nos gane, pues a veces ni sabemos quién es pero ahí andamos. Y pues a la gorra no hay quién le corra, ¿siono? Y menos de un pozolito.

Tiktoker buscaba un cibercafé; se mete a casa y le ofrecen de comer

Esta es la historia de una tiktoker llamada Fathyma Lex, quien se metió a una casa pensando que era un café internet porque necesitaba imprimir unos documentos para obtener una beca debido a que ella no tenía impresora en su casa, según contó en su video al revelar su story time.

Así que la tiktoker entró pensando que era un cibercafé, ya que después de estar buscando y no encontrar, vio una casa con dos computadoras y decidió entrar, sentarse, comenzar a imprimir y hasta pedir el mouse para hacerlo.

Sin embargo, ella contó que el señor que estaba ahí le dio el mouse como si nada y de pronto unos niños se acercaron a ofrecerle refresco, el cual ella se tomó sin preocupación. Sin embargo, luego se le hizo rarísimo ya que comenzaron a sacar platos y le ofrecieron un pozolito.

Excelente servicio, 5 estrellas | TikTok

No era un café internet…

Ahí la tiktoker se dio cuenta de que no era un cibercafé, sino que se metió a una casa, pues al momento de preguntar cuánto debía por los servicios, el señor le dijo que no era un café internet pero que no la había interrumpido porque la vio muy concentrada.

“Yo empecé a sentir la cara pero si bien caliente, le dije ‘pero cómo que no es ciber, señor, ¿por qué no me dijo?’ y dice ‘no, muchacha, es que yo te vi muy concentrada y la verdad es que no te quise interrumpir’… A mí se me caía la cara de vergüenza”, contó.

Y es que esta es la historia que nos demuestra que no hay gente más amable que los mexicanos, pues la tiktoker pensó que estaba en un cibercafé a gusto y hasta terminó con refresco y un plato de pozolito. Solo podemos decir, ¿por qué no nos pasa algo así?

Fuente: Tiktok Fathyma Lex

***

Síguenos en nuestro canal de YouTube para enterarte de todo el chisme viral.