Denuncian trato discriminatorio en los contratos de las jugadoras de la Liga MX

Después de que se anunciara con bombo y platillo la creación de la Liga MX Femenil, trascendió que el tan esperado torneo empezara con denuncias que atentan contra la integridad...

Después de que se anunciara con bombo y platillo la creación de la Liga MX Femenil, trascendió que el tan esperado torneo empezara con denuncias que atentan contra la integridad de las jugadoras.

De acuerdo con La Jornada, en su columna “Balance de la Jornada”, una jugadora que decidió mantener el anonimato, denunció que la FMF le impuso absurdas condiciones en los contratos de la chicas, en las cuales las futbolistas no deben externar sus preferencias sexuales así como quedar embarazadas.

“La instrucción es callarse (sobre la homosexualidad). Hacia afuera, nada. Si alguna se llegara a embarazar, enseguida se anulará el contrato. No darán servicio médico ni prestaciones que obliga la ley a todo patrón. La prohibición de embarazo viene en el formato que envía la federación a los equipos y que todas deben firmar”, mencionó la jugadora quien pidió el anonimato.

La jugadoras fueron advertidas, aunque no de manera oficial, que deben moderar sus expresiones de afecto entre ellas, siempre “lucir bonitas” fuera de la cancha y no tener actitudes que sean “demasiado masculinas”.

“La prohibición de embarazo viene en el formato que envía la federación a los equipos y que todas deben firmar”.

Aunado a estas “recomendaciones”, también se supo que las jugadoras recibirán solo 2 mil 500 pesos mensuales como pago y esta cifra sería el tope salarial.

Pero ahí no acaba el asunto, pues la Liga MX no prestará servicios médicos ni prestaciones, las cuales son obligatorias por ley para todo patrón. 

Lo más lamentable de este asunto es que ni Sergio Bonilla ni Decio de María ha salido a dar declaraciones sobre este asunto, ya sea para desmentir la denuncia o para dar explicación alguna.

“¡Nos quieren de otra galaxia!”, expresó la jugadora denunciante.

Lo que mal empieza, mal acaba.

Vía: Marca