¿Qué hizo #LadyPrinceso para indignar a la gente en Internet?

Las lluvias de los últimos meses han dejado toda una gama de historias: que “la marcha se reanudará de forma lenta”, que “perdí mi coche en el maremoto de periférico”,...

Las lluvias de los últimos meses han dejado toda una gama de historias: que “la marcha se reanudará de forma lenta”, que “perdí mi coche en el maremoto de periférico”, que “no te sueltes Jack”. En fin, muchas tragedias y lagrimones ocultados por las gotas de los aguaceros.

Una de estas historias es la de #LadyPrinceso, un muchacho apodado así por la comunidad de Twitter debido a que, cuando fue confrontado con uno de los monumentales charcos formados por la lluvia, resolvió acordar con la mujer que lo acompañaba que lo cargara de “caballito”  en vez de mojarse los zapatos.

El chico ha sido trolleado y atacado sin piedad con comentarios burlones y varios memes

¿Pero por qué esta burla? ¿El machismo con el que nos han educado nos hace pensar que un hombre no le puede pedir ayuda a una mujer?, en Erizos nos gustaría pensar que hemos avanzado lo suficiente como para que todo mundo pueda pedir ayuda de todo mundo, especialmente ahora que la Ciudad de México  parece  regresar a las épocas en que era un lago. Aunque ese es nuestro deseo, todo indica que seguimos viendo a un hombre como tal solo si él actúa con un rol protector. En efecto, la foto no habría sido viral (ni siquiera llamativa) si los papeles hubieran sido volteados, si la chica fuera la que estuviera en sus brazos.

Los comentarios le llovieron al muchacho que aparece en la foto

Nos gusta la actitud de la chica, quien, más preparada para el clima que se vive, demostró tener las botas (o bolsas) bien puestas  (literalmente) para tomar control de la situación.

No importa con qué género se cuente, todos tenemos derecho a que nos carguen de caballito en algún momento en nuestras vidas. Sonría: quizá el día de hoy le toque a usted.

¿Ahora que también, a quién en su sano juicio se le ocurre no ponerse calcetines en temporada de lluvia? Igualdad de género y de roles en la vida, pero hay que tener también tantita madre… amén.