El Mundo de Trump: “Nunca laves y vuelvas a usar un condón”, le tienen que advertir a los gringos

Hoy, en nuestra aclamada sección, El Mundo de Trump: Historias de un mundo saturado de ignorantes, patanes y tarados, les compartimos este tuit que publicó la semana pasada el Centro...

Hoy, en nuestra aclamada sección, El Mundo de Trump: Historias de un mundo saturado de ignorantes, patanes y tarados, les compartimos este tuit que publicó la semana pasada el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).

Ustedes díganos si notan algo raro.

Así es, el CDC -el órgano del gobierno de Estados Unidos que regula los protocolos de salud, entre otras cosas- tuvo que emitir una alerta en la que advierte a la población estadounidense sobre los riesgos de lavar y volver a utilizar un condón USADO.

Y claro, toda advertencia no sería necesaria si la gente no estuviera haciendo algo que presentara un peligro para la salud personal o la salud de los demás.

Ahora bien, uno pensaría que es sentido común usar un condón y, acto seguido, tirarlo a la basura. No lo dejas botado por ahí, esperando a que alguien se resbale, así como no lo dejas en el fregadero como vil plato sucio.

Cierto, una caja de preservativos no es algo muy barato que digamos, y la gente que disfruta de una vida sexual activa, pues tanto condón le pega al presupuesto.

Y es probable que alguna vez te haya pasado que abres el paquete y te pones tu protección como buen ciudadano, pero aquella noche no’más no te llega la pasión (no debiste haber tomado tanto alcohol, ya ves). Entonces piensas, chale, está prácticamente nuevo, le echo un poquito de agua y listo, nadie se va a dar cuenta.

¡Pero no! Ese condón ya estuvo en contacto con la piel y con eso basta para que se contamine. ¡A la basura! (Y no los tires por el excusado tampoco).

Desechar tus condones usados (estén viscosos o no) es una medida higiénica y previene enfermedades de transmisión sexual. No andes compartiendo tus cuitas con gente inocente.