Despiden a perro policía por ser demasiado amigable

Gavel es un pastor alemán que fue reclutado, siendo aún un cachorro, para servir como perro policía en Queensland, Australia. En la fotografía de arriba, podemos ver al aspirante a...

Gavel es un pastor alemán que fue reclutado, siendo aún un cachorro, para servir como perro policía en Queensland, Australia. En la fotografía de arriba, podemos ver al aspirante a guardián de la ley en sus años mozos. Ya desde cachorro se le veía una contemplativa y mansa disposición. Estos rasgos de su personalidad se fueron haciendo cada vez más evidentes conforme su entrenamiento fue avanzando. No se necesitaba ser un genio para saber que Gavel no sería un buen perro policía.

 

Dog save the Queen

Según sus entrenadores, Gavel no “demostró tener la actitud para la vida en la línea de fuego”. O dicho en otras palabras, Gravel es un amor de perro. El pastor alemán es demasiado sociable; le encanta conocer extraños. En vez de ayudar con arrestos, prefería jugar. ¿Que acaso no todos preferiríamos jugar? Sin embargo, aunque su carrera como policía terminó antes de que empezara, la gracia de los dioses favoreció al perro.

 

El gobernador de Queensland, Paul de Jersey, decidió adoptar contratar a Gavel. Es más, de pasar a ser un pedestre servidor público, el pastor alemán fue condecorado con el título de Perro Virreinal. Sí, es un título oficial. Y sí, Gavel se ve bien guapo en su nueva función. Y sí, en pleno siglo XXI aún existen colonias y virreinatos.

 

El perro tiene la responsabilidad de saludar a los visitantes y acompañar al gobernador en sus funciones oficiales. Según el vocero de la Gubernatura de Queensland, Gavel se ha convertido en una parte muy querida de la vida en la Casa de Gobierno.

 

Este perro ya cambió de carrera, ha cambiado cuatro veces de uniformes porque ya no el quedaban y hace infinitamente feliz a las personas que lo rodean. Y tú, ¿qué estás haciendo con tu vida?

 

 

 

Vía Telegraph