Belinda, topless y elegante en la portada de Harper’s Bazaar

Los dioses de los heterosexuales calenturientos y de los homosexuales poperos saben perfectamente que no nos merecemos a Belinda (tu opinión no cuenta ahorita, Criss Angel). Filántropa con voz de...

Los dioses de los heterosexuales calenturientos y de los homosexuales poperos saben perfectamente que no nos merecemos a Belinda (tu opinión no cuenta ahorita, Criss Angel).

Filántropa con voz de ángel de amor, fuente de la dopamina de nuestro cerebro y belleza del estándar canónico occidental, quizá la cantante no sea ni Freud ni nuestra madre (pobre diablo aquel atormentado condenado a sufrir un complejo de Edipo), Belinda una vez más nos dio de que hablar (no es una discusión sería sobre los límites de autonomía o el grado de intersección entre el capitalismo y el patriarcado, pero bueno, es chisme y sabemos que eso les encanta).

Belinda posó para la portada de la revista Harper’s Bazaar. ¿Qué tiene eso de interesante? Nada. Pero las fotos no solo son bellas y elegantes, además le sacaron un suspiro a más de uno porque la Beli aparece topless. Jesús María y José.

La cantante compartió una de las fotos desde su cuenta de Instagram, con el siguiente texto:

¿Sexo débil? El talento, belleza y estilo de @belindapop nos demuestran que ese término es cosa del pasado y que hoy somos #MujeresQueSeAtreven.

Muy bonito.

Además, la cuenta de la propia Harper’s Magazine (en español) publicó otras dos fotografías, pues fíjate Pati, que son tres portadas y son coleccionables. ¿Hay algo mejor que una fotografía de Belinda topless? Tres fotos de Belinda topless o regenerar dientes dañados o perdidos. Como lo segundo es poco probable que suceda pronto, habrá que conformarse con las fotos.

Sin embargo, no todo es glamour, pues esta edición de la Harper’s Magazine tendrá contenido relacionado con los movimientos #MeToo y la violencia de género en el negocio del entretenimiento y el cine.

Mitad “vulnerable”, mitad pateatraseros, quizá la portada pretende reflejar la decisión de incontables mujeres por alzar la voz y protestar contra la violencia sexual sistemática y normalizada (es decir, esa violencia que pasa TODO el tiempo y que ya vemos normal).

Así que ya sabes, no importa que seas un cochinote que comprará la edición de marzo por consumir como objeto el cuerpo de nuestra Beli, adentro encontrarás una bonita lectura para reflexionar.