Por deshacerse de un enjambre de avispas un hombre quemó su garaje

Es bien sabido que una considerable porción de la población tiene un miedo pusilánime por los insectos. En cuanto ven un bichito bonito del amor, se estremecen, chillan y saltan....

Es bien sabido que una considerable porción de la población tiene un miedo pusilánime por los insectos. En cuanto ven un bichito bonito del amor, se estremecen, chillan y saltan. Si no hay nadie para presenciar su exagerado histrionismo, se meten a sus redes sociales para comentar que no les quedará más remedio que incendiar sus casas para eliminar al insecto invasor. Y pues este hombre se lo tomó muy literal –más o menos– con las avispas de su garaje.

 

¿Y todo para qué?? ¡Y todo para qué??

Mike Tingly es un hombre que vive en la ciudad de Grand Blanc, en Michigan, Estados Unidos, que quería deshacerse de un enjambre de avispas que habitaban en su garaje. Aparentemente, planeó ahuyentarlas usando una granada de humo dentro del edificio. Parece inofensivo, ¿no? Pues no lo fue tanto.

 

Al poco tiempo de accionar la granada dentro del garaje, un vecino notó que salían llamas de este. Para cuando los bomberos arribaron al lugar, las llamas ya envolvían toda la estructura.

 

Además de quedarse sin garaje, el señor Tingly también se quedó sin celebración del 4 de julio (Día de la Independencia de Estados Unidos). El garaje albergaba pirotecnias, que sardónicamente estallaron felizmente mientras el hombre y su familia veían la propiedad consumirse.

 

Afortunadamente para la familia Tingly, el garaje estaba separado de su vivienda, la cual no sufrió daños. Quienes quizá no fueron tan felices fueron las pobres avispas. Mis vidas :'(. Sin embargo, no abandonaron este valle de lagrimas sin antes llevarse algo de sus asesino al infierno con ellas.

 

 

 

Vía CNN