Así discriminó la policía a nuestra Lady Tacos de Canasta #NoSoySeñor

Lady Tacos de Canasta es una muxe de Oaxaca, célebre por vender (adivinen) tacos de canasta en las calles del Centro Histórico con su tradicional grito de guerra: ¡Tacos! ¡Tacos...

Lady Tacos de Canasta es una muxe de Oaxaca, célebre por vender (adivinen) tacos de canasta en las calles del Centro Histórico con su tradicional grito de guerra: ¡Tacos! ¡Tacos de canasta! ¡TACOOOOOS! (cuidado con tus oídos si traes audífonos). Sin embargo, la famosa comerciante de grasosa felicidad recientemente se convirtió en un hashtag en Twitter tras un penoso incidente de discriminación.

Mientras la Lady estaba en la Feria Internacional de Libro (FIL) en el Zócalo, un grupo de policías la detuvo y le quitó su canasta (de tacos de canasta), ya que no podía ingresar con ella a la feria. Según SDP noticias, Lady Tacos ya había terminado su venta y no tenía la intención de vender sus tacos dentro de la feria (pero ni modo que dejara la bici y la canasta desamparadas afuera del evento).

Pero la canasta es lo de menos, el problema fue el trato que recibió por parte de los uniformados. En particular, la oficial que cargaba su decomisada canasta no dejó de llamarla “Señor”, gesto que enfureció a Lady Tacos de Canasta:

Además de recibir el apoyo de los presentes (que bien ad hoc sugirieron a los oficiales que mejor harían en atrapar ladrones en el metro que quitando canastas de tacos), las redes sociales también se unieron en mensajes de apoyo con los hashtag #LadyTacosDeCanasta y #NoSoySeñor.

Al día siguiente, la mismísima Lady Tacos subió un mensaje a sus redes sociales. Entre otras cosas, asegura sentirse apenada por la forma tan iracunda en que reaccionó, pero reiteró que fue por la manera tan burlona con la que fue tratada y que no lamenta haberse defendido. Además, agregó que este tipo de discriminación (de no reconocerle a las personas trans el género con el que se identifican) es sistémico, aunque no siempre se visibilice.

 

Lamentablemente las palabras de Lady Tacos son demasiado verdaderas: no es suficiente un vestidatzo rosa y un pelatzo para que a una le digan Señora.