¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

WTF: ¿Te regalaron mochilas de un partido político? Podrías venderlas en más de mil pesotes

Adiós, pobreza

La vendimia electoral se acabó hace tiempo. Eso nos deja con mucha basura y harta mercancía para utilizar, como playeras, plumas, gorras, tortilleros y hasta mochilas, mismas que se están vendiendo en Internet en MÁS DE MIL PESOS.

No es una broma. Ese cacharro viejo que arrumbaste en tu casa porque no sirve para nada puede ser lo que te saque de esta pobreza, aunque tú solo la vieras como el centro de mesa de esta fiesta de XV años llamada vida.

Según una dudosa publicación en Facebook, las mochilas están convirtiéndose en artículos únicos para los coleccionistas de artículos políticos, pues ya no se encuentran en emisión y representan un hito en la historia política mexicana.

Así que entre que esto es verdad o mentira, la gente ya les tomó la palabra y están comenzando a venderse de esta forma en MercadoLibre y otras tiendas en línea, donde, ni lerdos ni perezosos, los turistas de la mercancía política ya están haciendo su agosto en pleno septiembre.

Claro, los vendedores parece que no quieren ser tan abusivos y las están dando en menos de los posibles mil pesitos en que se terminarán vendiendo, por eso las ofrecen en 600 morlacos o un poco menos, por un producto gratuito.

Además, recordemos que estas mochilas fueron sancionadas por el INE, al igual que otros productos que utilizaron para sus campañas, por romper las leyes electorales vigentes sobre propaganda y uso de activos en procesos políticos.

Si te quieres arriesgar y quieres comprar un lote entero de mochilas será tu decisión; lo mismo si quieres sacar las 20 que estás guardando desde hace unos años, nomás te recordamos que nada de esto está confirmado y que, además, todo procede de algo sumamente dudoso que no parece, en ningún momento, ser real.

Lo único que te pedimos es tener cuidado y tampoco abusar de la banda, ninguno de nosotros quiere ser pobre.

Con información de Radio Fórmula.