Video captura el momento en el que una mujer abandona a su perrito en el bosque

Video en el que se ve cuando una mujer abandona a su perrito labrador de 13 años en el bosque se hace viral en redes sociales.

A veces uno no puede dar fé en la crueldad de las personas, hasta que salen a la luz casos como el de Henry, en el que una mujer abandona a su perrito en el bosque.

El caso de Henry se hizo viral en muy pocas horas luego de que una persona cercana a la zona boscosa en Vancouver, Washington publicara el video en el que se ve a su dueña dejando al pobre perrito abandonado en el bosque con toda la intención del mundo.

En el video podemos ver cómo el dulce labrador amarillo se baja después de que su dueña se lo indica, le quitan el collar con placa y la desalmada señora lo lleva a perderse al bosque. Posteriormente se sube a su Tesla y sale huyendo de la zona antes de que el perrín regrese al claro donde se habían estacionado al llegar.

El Perrito estuvo buscando a la mujer que lo abandonó en el bosque

Henry estuvo vagando por varias horas en el estacionamiento hasta que la fundación I Paw’d It Forward  llegó a su rescate, le dió albergue temporal y publicó su foto en redes sociales para ver si alguien lo reconocía a él o a su horrible dueña que lo abandonó en ese lugar.

“Si conoce a una mujer que conduce un Tesla con placas de Oregon, a la que le gusta usar pantalones de spandex y es dueña de un laboratorio amarillo, comuníquese con nosotros EN PRIVADO con cualquier información”.

Lamentablemente nadie reclamó a Henry en ese momento aunque muchas personas se apuntaron para darle un hogar al perrito anciano que había sido abandonado. Afortunadamente en muy pocas horas, la fundación le encontró un hogar donde esperan que el perrito sea muy feliz y se olvide de esa persona que lo fue a abandonar, ya que como podemos ver en su foto, el labrador sigue deprimido.

Es por eso que debemos crear conciencia sobre la adopción de los perritos y que al llevarlos a nuestro hogar, ellos se convierten en un miembro más de nuestra familia.

Fuente: El Debate