¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

OLV: Este sujeto se murió por TOMAR AGUA después de hacer ejercicio

No se arriesguen, no hagan ejercicio

Por años, siglos tal vez, nos han dicho que el agua y el ejercicios son dos maravillas para el cuerpo humano, pero resulta que eso puede ser una mentira, porque acabamos de enterarnos de la historia de un sujeto que murió después de beber agua fría al terminar de ejercitarse

La onda está así: una chamacón de 27 años (porque a esa edad estamos a penas en la flor de nuestra vida) murió después de terminar de ejercitarse, todo por culpa de un vasito de agua, que nunca es mala idea después de sudar como marrano en una sesión intensa de ejercicio saludable.

Veracidad Channel

El carnal en cuestión fue a echarse una cascarita con sus compas en su día libre, que es algo que se agradece cuando eres jugador profesional de un equipo de fútbol de una división inferior. Sin embargo, al terminar el vasito de agua le provocó un paro cardíaco fulminante.

Según su esposa, solo pasaron unos minutos después de que tomó la mortal agua fría, para que se empezara a sentir mal y del demonio, para después morir súbitamente por un ataque al corazón del que no tuvo salvación.

Según los médicos, el agua fría y el shock térmico que generó dentro de su cuerpo fue la razón por la cual sucedió esto. El evento fue desencadenado al momento en que ingirió el agua ultra fría en el cuerpo súper calientísimo por el ejercicio.

Esto se conoce como un “corte de digestión” y no es precisamente común que ocurra, menos por razón de un vasito de agua bien helodia para refrescarse. En palabras de doctores, el agua provocó un reflejo cardiovascular nervioso, lo cuál afectó su ritmo cardíaco y el flujo de sangre en el cuerpo, ocasionándole la muerte.

Antes de que te nos espantes, esto no significa que no debas tomar agüita fría después de ejercitarte. Es sumamente improbable que suceda, pero por si acaso, no lo hagas de esta forma. Puedes bien tomarte una chelita tibia o un frutsi al tiempo para no jugarle al vergas.