¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El Oscuro Origen detrás de la salida de Rui Torres de Art Attack

Esto es lo que sabemos de la muerte de Rui Torres, presentador de Art Attack, a más de una década de su muerte

Han pasado 12 años desde la muerte de Rui Torres, el antiguo presentador de Art Attack, que murió en condiciones extrañas y desconocidas, pero ahora sabemos un poco más de ellos.

LEE TAMBIÉN:

Esta podría haber sido la oscura causa de muerte del locutor de "La Mano Peluda"

Esto te va a dejar los pelos de punta.

Rutilio Torres Mantecón, conocido por todos los chamacos de los dosmiles como Rui Torres, fue el presentador principal de Art Attack, un programa que buscaba despertar la creatividad en lo sinfantes.

Rui Torres estudió comunicación en el ITAM, pero su pasión por el arte y los infantes terminó llevándolo al programa de Disney, que se convirtió en un favorito de los chamacos sin quéhacer por las tardes.

El presentador dejó el programa para continuar sus estudio y Art Attack quedó al frente de Jordi Cruz, un presentador español que trató de continuar con la fama del programa, aunque no lo consiguió de la misma forma.

Después de eso, Rui Torres que se quedó al margen de la vida público y dedicó su vida a cuidar de su familia, sobre todo de su pequeña bebita que nació en 2005.

Esta pequeña, desafortunadamente, murió tan solo tres años después por una fuerte pulmonía que no pudo ser atendida debido a su gravedad.

Meses después, el presentador murió en extrañas condiciones, pues su cuerpo fue encontrado sin vida en un estado difícil de creer.

Ni su familia, amigos o ex compañeros hablaron al respecto de su muerte. Por el contrario, hubo un silencio general para no informar absolutamente nada sobre el deceso.

Han pasado 12 años y lo único que sabemos es que Rui, después del fallecimiento de su hija, cayó en una gran depresión.

Sin embargo, las causas de su muerte siguen siendo un misterio. Algunos hablan de que se trató de un suicidio, pero que la naturaleza de este fue tan terrible que se prefirió y tomó la determinación de que no se hablara públicamente de ello.

Con información de Milenio