“Se fue en mis brazos”: Rocío Sánchez Azuara habla de la triste muerte de su hija

Rocío Sánchez Azuara habló entre lágrimas de su fallecida hija Daniela.

A casi un año de la muerte de su hija Daniela, Rocío Sánchez Azuara abrió su corazón en el programa El minuto que cambió mi destino para hablar sobre este difícil momento en su vida y relatar cómo fue la enfermedad de Lupus que la vio morir.

Daniela Santiago Sánchez, hija de la conductora Rocío Sánchez Azuara, murió a los 31 años de edad luego de que fuera diagnosticada con la enfermedad de lupus eritematoso, la cual cambió la vida de toda su familia por completo, como comentó en El minuto que cambió mi destino.

“Cambiamos nuestro estilo de vida (…) prácticamente vives en una burbuja sin estarlo, no puedes acercarte a ellos si tienes gripe, el tipo de alimentación tiene que ser especial, no se puede someter a una persona así a un lugar contaminado”.

Instagram

Sin embargo, esto no fue lo más difícil, pues Rocío Sánchez Azuara relató en El minuto que cambió mi destino que esta enfermedad dañó completamente los riñones de su hija Daniela por todos los medicamentos que tomó durante 20 años y habló entre lágrimas sobre el día que murió.

“Un connato de infarto puede ser una diarrea, puede ser un vómito. Entonces ella empezó a vomitar en el baño, se salió de la regadera e inmediatamente se fue a nutrición. Llegando a urgencias le dio el infarto, se murió 3 minutos 58 segundos, la pudieron revivir, pero ya no quedó bien (…) Deterioro del riñón, le ataca la bacteria, 2 válvulas mal y ya no salió del hospital”.

Instagram

Tras esto, Rocío Sánchez Azuara recordó el momento exacto en el que la muerte de su hija se dio, pues comentó que se despidió de su hermano con quien era muy unida y que ella lo hizo de la mejor forma.

“Daniela nació en mis brazos y se fue en mis brazos (…) No murió, Daniela trascendió y fue algo que hablamos, que nos prometimos entre muchas cosas (…) se fue en paz. Por supuesto que me duele, pero yo prefiero saberla donde está que verla sufrir como sufrió”.

Rocío Sánchez Azuara aseguró que su hija “era muy fuerte, una guerrera” y que se fue en paz porque sabía que solo se fue físicamente, pero que ella, su hermano y todos volverán a reecontrarse.

Fuente: El minuto que cambió mi destino