El hijo de la reina Isabel II se retira de la familia real por escándalo de supuesta violación

Por eso la reina nunca está tranquila...

Los escándalos nunca han sido ajenos a la familia real inglesa que cada que puede está en el ojo del huracán. Sin embargo, la mayoría de estos escándalos suelen ser muy suaves y generalmente, puro chisme creado por los expertos en la realeza… hasta ahora, momento en que el príncipe Andrés, hijo de la reina Isabel II, está metido en un escándalo sexual.

Resulta que el duque de York acaba de anunciar que abandonará “por ahora” sus funciones dentro de la familia real por estar implicado en vínculos con el empresario gringo Jeffrey Epstein, acusado de tráfico sexual de menores de edad.

Aquí él:

Instagram / hrhthedukeofyork

Mediante un comunicado, el padre de las princesas Eugenia y Beatriz, informó que las circunstancias por las que está pasando actualmente, suponen un trastorno importante para la familia real, encabezada por la reina Isabel II.

Por ello, el príncipe aseguró que cuenta con el beneficio de la reina para mantenerse alejado de sus funciones en la vida pública de su país, y que “lamenta inequívocamente” sus vínculos con Epstein.

Pero… ¿qué clase de vínculos traía con este señor?

Luego de que se dio a conocer que Epstein apareció ahorcado en su celda de Nueva York, Estados Unidos en agosto pasado, el príncipe admitió que se quedó, en más de una ocasión, en residencias de su propiedad.

Posteriormente, una mujer estadounidense llamada Virginia Giuffre acusó al duque de mantener relaciones sexuales con ella cuando tenía 17 años, aunque él lo negó “categóricamente”.

Instagram / hrhthedukeofyork

En el comunicado, Andrés también habla del suicidio de Epstein asegurando que dejó muchas preguntas sin respuesta, pero que espera que todo se arregle y que él colaborará con la autoridad que investiga los casos de tráfico sexual en caso de ser necesario.

“Su suicidio ha dejado muchas preguntas sin responder, particularmente para sus víctimas. Compadezco profundamente a todos los que se han visto afectados y quieren que todo esto termine de alguna forma. Solo puedo esperar que, con el tiempo, sean capaces de reconstruir sus vidas. Por supuesto, estoy dispuesto a colaborar con cualquier autoridad judicial apropiada”.

Instagram / hrhthedukeofyork

Pero agárrense que el escándalo apenas empieza.

Resulta que Andrés dio una entrevista con la BBC que la gente inglesa ya empezó a calificar como todo un desastre. En la entrevista, el duque no solo negó tener relaciones sexuales, con Giuffre sino que además, mostró poca empatía con las víctimas de la red de trata de Epstein.

Dicha falta de empatía provocó que hoy, el grupo de británico de telecomunicaciones BT y tres universidades australianas rompieran sus relaciones con el príncipe en las asociaciones a las que apoya como miembro de la familia real.

Pobre de la reina, no sale de una cuando uno de los suyos la mete en otro escándalo. En Erizos les mantendremos informados del destino del duque por si pasa algo malo.