Boda de la Princesa Beatriz no será transmitida por los recientes escándalos en la Familia Real

La Princesa Beatriz no tendrá una boda de televisada, por los escándalos de la Familia Real y su padre, el Príncipe Andrés

La Familia Real Británica no la está pasando nada bien en este momento. Después de Meghan Markle y su esposo anunciaran su renuncia a la realeza, se informó que la boda de la Princesa Beatriz no se televisará por los recientes escándalos, que involucran explotación sexual.

LEE TAMBIÉN:

La historia de Meghan Markle, la mujer que conquistó a la familia real

Meghan Markle: su biografía completa, desde su paso como actriz en Suits, pasando por su boda y su bebé con el príncipe Harry

La Princesa Beatriz y su prometido, Edoardo Mapelli, tendrán que tener una boda aún más discreta que la de la Princesa Eugenia y eso será porque nadie se quiere animar a transmitirla en televisión y darles unos morlacos extras.

Así lo anunciaron la BBC e ITV, que se bajaron del tren y no le darán el trato común y esperado a uno de los eventos más esperados por los británicos cada que hay una parejita en esa familia rancia y llena de vejetes.

Aunque no se dio una razón concreta de por qué estás dos cadenas se bajaron de un evento importante para sus audiencias, se tiene conocimiento que es por los escándalos en los que está envuelta la familia recientemente.

Especialmente el Príncipe Andrés, padre de Beatriz, que ha sido relacionado fuertemente con Jeffrey Epstein, que antes de suicidarse fue enjuiciado y condenado por explotación sexual de menores de edad.

Y como era de esperarse, don Jeffrey tenía muchos amigos y después de su suicidio, en agosto de 2019, muchas cosas están saliendo de esa coladera que no se cerró jamás.

Entre ellas están su amistad con el Príncipe Andrés y su posible complicidad y acción dentro de esa red de explotación sexual montada por Epstein durante años.

Esto ha hecho que Andrés se perdiera, incluso, la fiesta de compromiso de la Princesa Beatriz, que nada tiene culpa en que su padre sea un tremendo cochinote que, en dado caso, tendrá que ser juzgado por tráfico de menores.

Esperemos que esta situación se resuelva y que la falta de televización, por culpa del padre, no afecte la vida de Beatriz y Edoardo, que aún no dan a conocer los detalles de su bodorrio.

Con información de Quién