Mujer amenaza a sus vecinos con matar a su perro por cambiar la contraseña de Internet

¡Y todo por una contraseña de Internet!

Justo cuando creíamos que la gente no puede ser más descarada, apareció la mujer más sinvergüenza del mundo mundial, pues le reclamó a sus vecinos por cambiar la contraseña del Internet y, no solo eso, porque los amenazó con matar a su perro si no le daban la nueva, háganme el favor.

TikTok: @content.hub

Mujer reclama la nueva contraseña de Internet

Una mujer llevó al extremo su furia luego de que sus vecinos decidieran dejarla sin memes y le cambiaron la contraseña al Internet, pues salió a gritarles frente a la puerta de su casa y a amenazarlos con matar a su perrito, según varios videos de TikTok, en donde quedó el registro de sus agresiones.

En el video que subió @content.hub a TikTok se puede observar a la mujer enojada parada afuera de la casa de sus vecinos, a quienes les gritoneó que haría que arrestaran a su mamá si no le daban la nueva contraseña de Internet.

“¡Yo vivo aquí! Es ilegal. Ven afuera, hablemos. Dame el maldit0 WiFi antes de que arresten a tu madre y a ti”, reclamó la vecina que se roba el Internet.

TikTok: @content.hub

Sin embargo, lo que podría parecer algo gracioso y absurdo, terminó en un serio problema, pues esta mujer no solo reclamó la nueva contraseña del WiFi, sino que amenazó con entrar a su casa cuando no estuvieran para matar a su perro si no le hacían caso.

“¿Quieres que arreglemos esto de esa manera o quieres que tu perro muera? Tengo formas de entrar y tu perro no respirará mañana (…) ¿El perrito? Muerto. No puedes jugar conmigo. Cuando estés sola afuera, sabrás que ese fue tu día”.

Tras esto, la mujer se volvió viral en todo Internet, pues no solo por las molestias que ocasionó al reclamar el Internet que, para empezar, ni siquiera es  de ella, sino por la gravedad de sus palabras, pues amenazó de muerte a un perrito con tal de conseguir algo gratis.

Y es que aunque se sabe que más de un vecino se roba la señal WiFi de otras casas y, aunque parezca algo inocente, es muy injusto para quienes tienen que pagarlo. Y posiblemente no habría tanto problema si al menos te dieran pal chesco, pero esto solo es un sueño guajiro.

Y aunque no sabemos qué ocurrió con la mujer, esperamos que este suave lomito esté a salvo lejos de alguien capaz de hacerle daño solo por una contraseña de Internet.