Mara Escalante perdería su trabajo por esconder que su esposo tiene coronavirus

Hasta el momento la actriz no ha hablado sobre el tema.

Así, sin más amigos. Mara Escalante se quedaría sin trabajo por el coronavirus pues en medio de la pandemia ocultó que su esposo esta contagiado.

LEE TAMBIÉN:

Albertano rompe el silencio y revela que se peleó fuertemente con Doña Lucha

Ariel Miramontes revela que se peleó con Mara Escalante por el papel de "Albertano" en "María de todos los Ángeles".

Y es que según información de Tv Notas, la actriz y Sol Urbina, quien también es su representante, habrían acudido con normalidad al set de grabación de la más reciente película de Escalante.

Ninguno de los dos le dijo a la producción que él está enfermo, razón por la que al enterarse habrían sido regañados. Pero no solo eso, los creadores estarían analizando despedir a Mara Escalante por no cumplir con el protocolo sanitario para evitar la propagación del COVID-19.

El film tenía apenas dos semanas de haber vuelto a las instalaciones luego de que en marzo las autoridades mexicanas ordenaran suspender todas las actividades masivas. Otra vez se tuvo que parar todo.

Los participantes de la película y todo el equipo sería sometido a pruebas de coronavirus en los próximos días para saber si alguno está contagiado.

Urbina ya estaría en aislamiento y siguiendo las indicaciones del personal de salud para su pronta recuperación.

Hasta el momento ninguno de los involucrados ha salido a aclarar si Mara Escalante se quedaría sin trabajo por el coronavirus o si en verdad su esposo dio positivo a los exámenes, y por tanto, esto es solo un rumor del que seguiremos informando.

Instagram

En México se reportan 638 mil casos de COVID-19, mientras que en el mundo hay 27.4 millones de personas enfermas. Para que la curva no se siga extendiendo te recordamos que los expertos piden no salir de casa a menos de que sea muy necesario, lavar constantemente tus manos y usar cubrebocas.

¡Cuídate mucho y también a todos los que están a tu alrededor!

Fuente: Tribuna