Aww: Así le pidió matrimonio Koko Stambuk a Maite Perroni

Miate Perroni, exintegrante de RBD, contó cómo fue que Koko Stambuk le pidió matrimonio de una forma muy poco convencional

Maite Perroni está viviendo un fin de año de ensueño, después de haber anunciado su matrimonio con Koko Stambuk y después saber que RBD, la legendaria banda mexicana, se reencontrará.

LEE TAMBIÉN:

RBD se reencuentran tras 11 años sin estar juntos y ya nos ilusionaron con el regreso

Reencuentro de integrantes de RBD tras 11 años sin verse con Anahí, Poncho Herrera, Christopher Uckermann, Dulce María, Cristian Chávez y Maite Perroni.

En entrevista con Mara Patricia Castañeda, Maite Perroni confesó cómo es que es que ese ser romántico con nombre de muñeco de acción de imitación, Koko Stambuk, le preguntó si querían unirse por bienes mancomunados.

Y, bueno, en realidad este muchacho no fue nada romántico, porque esto parecía más un trámite gubernamental que un momento de película que cambiaría la vida para siempre.

Según ella misma, Koko lo único que hizo fue acercarse, durante una cena que estaban teniendo en Miami, y le preguntó algo así como: “eh, we. ¿Quieres casarte conmigo?”, a lo que Maité, bastante confundida e impresionada, dijo algo así como: “Va, we. Le’ntro”.

Después de eso, solo hacía falta un fiestón loco y las firmas que los uniría oficialmente ante el Estado como una pareja dispuesta a preservar a la raza humana y a pagar impuestos regularmente.

Aunque… tampoco fue la gran cosa, porque fue algo muy íntimo, con pocos invitados (los invitados fueron ella y él, porque no fue nadie) y tampoco hubo ceremonia. Nomás hablaron un rato y charlaron hasta que se aburrieron.

Y a pesar de que todo entre ellos es bien sobrio y aburrido, Mara Patricia pensó que no había ni anillo, pero Maité Perroni le aseguró que sí hay uno, pero que se lo entregó de esta manera:

“Un día llegó y me dijo, esto es un regalito, y era un anillo muy bonito y muy lindo que allí anda y ya, no hemos hecho las cosas como convencionalmente tendrían que ser”

Todo parece que en esta pareja no genera emoción alguna, pero tampoco es un problema para Maite, que se ve que está más feliz que nunca a su lado, disfrutando de la vida a su manera.

Con información de El Comercio