Kate del Castillo confiesa que aprendió a hacer quehacer en la cuarentena

Kate del Castillo rompe el silencio y habla de la soledad que ha experimentado en ésta cuarentena y hacerse cargo de ella misma.

Kate Del Castillo se niega a dejar los reflectores y es que luego de que diera sus declaraciones diciendo que “La Gaviota” no hizo nada como primera dama, Kate decidió ventilar lo que ha hecho durante la cuarentena entre lo que reveló, fue que aprendió a hacer las labores domésticas de su hogar.

LEE TAMBIÉN:

"No hizo nada por México": Kate del Castillo explota contra Angélica Rivera

Kate del Castillo critica a Angélica Rivera ya que asegura que no hizo nada cuando fue Primera Dama de México.

En una entrevista para Ventaneando la talentosa actriz contó que ella se encuentra muy a gusto sola (al punto de describirse como una ermitaña) y que a pesar de que se encuentra lejos de su familia desde que se mudó a Los Ángeles, Kate ha aprendido a vivir sin nadie más. Esto implica que la actriz tuvo que aprender a lidiar con la soledad y con las labores domésticas, mismas que ella ha dicho se le complicaron bastante al principio.

“No tengo problemas en estar sola y estar encerrada en mi casa. De hecho, casi nunca tengo tiempo de disfrutar mi casa y de estar en verano en mi casa, así que para mí es como una linda vacación, obviamente con sus altibajos. En general, yo la he pasado muy a gusto y tranquila, lo que sí es que el quehacer de la casa está un poco difícil. Tuve que aprender a hacer todo otra vez porque Edith, la señora que trabaja conmigo, que es lo máximo, se tuvo que ir”

La actriz reconoció que regularmente por el trabajo ella ha tenido que aprender a vivir sin una vida personal lo cual ahora durante la cuarentena le ha ayudado muchísimo ya que así en su soledad no necesita de nadie más para vivir tranquila y en paz.

Según Kate la felicidad es algo que debes tener al momento y no debes esperarte a tener cosas como películas, galanes o autos para que seas feliz contigo misma.

Esa increíble lección de vida es la que nos deja nuestra querida Kate ahora con la situación que estamos viviendo y que de verdad nos deja reflexionando si de verdad podemos ser felices sin tanta cosa.

Fuente: Ventaneando