¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Julio Preciado se debate entre la vida y la muerte las próximas 72 horas

Julio Preciado se encuentra bajo cuidado especial para cuidar su estado de salud tras operación de riñón

Después de que Julio Preciado recibiera el riñón de su hija Yuliana, las próximas 72 horas serán cruciales y de vital importancia para la salud del cantante, que se debate actualmente entre la vida y a muerte.

LEE TAMBIÉN:

Julio Preciado recibe riñón donado por su hija tras meses de angustiosa espera

Julio Preciado recibe trasplante de riñón donado por su hija Yuliana de 20 años, para combatir la insuficiencia renal que padecía.

Tras muchos meses de angustia y de protocolo de trasplante, Don Julio Preciado logró recibir luz verde para que su hija le donara uno de sus riñones y, así, poder aspirar a extender su vida y solucionar sus problemas de salud.

Instagram

Sin embargo, la cirugía es solo el primer paso de este proceso arduo, complejo y peligroso que es un trasplante de riñón.

Actualmente, aunque Julio Preciado recibió un tratamiento médico de primer nivel y el procedimiento fue exitoso, su cuerpo se encuentra ante 72 horas cruciales para determinar su estado de salud.

Tras la realización de un trasplante, el cuerpo tiene que decidir si acepta o rechaza el riñón, para lo cual los médicos se ayudan de inmunosupresores y desinflamatorios, pero no existe una certeza concreta de que no habrá rechazo.

Marco Antonio Covarrubías Velasco, cirujano en jefe del trasplante, reconoció que Julio Preciado se encuentra bajo cuidado especiales, pero se mostró optimista ante las siguientes horas:

“El señor se encuentra en recuperación y ahí permanecerá hasta la siguiente semana, bajo cuidados especiales. No hay una eventualidad que reportar y estamos optimistas que su curso sea el adecuado y esperado”

En caso de que el cantante presente rechazo de riñón, se le tendrá que hacer un procedimiento de emergencia para lograr que su cuerpo, nuevamente, acepte el órgano donado.

De lo contrario, se tendría que conseguir otro riñón que cumpla las especificaciones médicas y genéticas para ser donado y recibido por el paciente.

Esperemos que Don Julio logre pasar estas 72 horas sin más complicaciones que el dolor de tener una herida enorme, pero con la felicidad y certeza de que sobrevivirá y tendrá una segunda oportunidad de vida.

Con información de Excélsior.